Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 20 de febrero de 2013

RUSIA: REORIENTACION DEL SOVIETISMO

Varias tendencias nuevas se perfilan en Rusia, a juzgar por lo comentado hace poco (luego del Foro Gaidar) por el columnista de Ria Novosti, Alexandre Latsa.
     El vice primer ministro ruso, Dmitri Rogozin, es partidario de hacer del complejo militar-industrial -sigue muy presente entre los "directores rojos". en la industria de defensa, aviación, espacial, médica y de maquinaria- la locomotora de la economía, para aprovechar el impacto en lo que este funcionario llama "una producción civil competitiva". A diferencia del pasado, ahora se trataría de algo así como un "keynesianismo militar", mixto (público-privado). El interés no está en el armamento en sí ni en encarecerlo o en gastar por gastar en él, ya que Rusia ha pensado en una defensa no muy cara. De lo que se trata es más bien de servirse de la tecnología para fines civiles (así como Internet en Occidente se derivó de producción con fines militares).
     El sentido de este viraje es dejar de depender del extractivismo, la renta petrolera. Dmitri Medvedev, primer ministro ruso, así lo planteó en enero: debe reducirse la dependencia de los hidrocarburos y es preciso avanzar en la modernización tecnológica.
     Un tercer punto ha sido planteado por un consejero económico del presidente Vladimir Putin, que es Serguei Glaziev. Hay que limitar el impacto de los movimientos especulativos en la economía rusa y no vale recurrir al dinero extranjero barato. El crédito nacional podría reactivarse ofreciendo un desarrollo productivo que capte la masa que hoy se fuga a la especulación.
     Lo anterior supone la reactivación del mercado nacional. Al mismo tiempo, ha vuelto a hacerse presente la "idea Primakov": Rusia debe fortalecer sus lazos con China, y en general con Asia, ante los tumbos que da Europa. La supervivencia del sovietismo se encuentra en el lugar que ocupa el Estado soberano en esta orientación.
     El lugar de China no está tan claro, en realidad. Tampoco el del sujeto de esta nueva orientación: Medvedev sugiere fortalecer la clase media, pero hay en Rusia una fuerte impregnación de un espíritu "nuevo rico", que es también rentista, ocioso y que contiene incluso arcaismos feudales, los de la señorita condesa insolente y cruel y los del barón de la pereza. Pero el nuevo proyecto, está, y la oligarquía "liberal" -con sus Kasianov, Nemtsov, Kasparov o Projorov- ha quedado fuera de capacidad de dañar en exceso.