Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 26 de febrero de 2013

SOBRE EL EXTRACTIVISMO

Al gobierno venezolano de Hugo Chávez se le ha criticado el gasto de la renta petrolera. Algo similar se ha hecho con el gobierno del Ecuador, presidido por Rafael Correa. ¿Que tienen programas sociales, y muchos, y además programas internacionales de cooperación, como Petrocaribe? Es porque tienen petróleo y es arriesgado.
     No es del todo falso. Chávez o Correa pueden salir con que el "socialismo del siglo XXI" y que "Dios lo quiso", pero seguramente tiene razón un historiador como el ecuatoriano Jorge Nuñez: Correa, por ejemplo, se parece más al finado estadounidense Franklin D. Roosevelt que a un revolucionario de tipo "soviético". Por cierto: el candidato mexicano de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, citó abiertamente a Roosevelt al presentar el programa que aquél proponía para gobernar, creando más infraestructura pública.
     ¿Cambio de época? No es para tanto. La dependencia de materias primas y/o productos agrícolas no es nueva en América Latina. Data de hace siglos. Por cierto, quienes se la reprochan a Chávez y Correa suelen omitir que Lula y "Dilma" (para los amigotes) han vivido de la soja, como Cristina Fernández, en Argentina. Perú tampoco escapa a este tipo de dependencia (por la minería) y México, ni se diga, ahora que la industria y la agricultura nacionales están en muy serias dificultades. Ni siquiera el "modelo" chileno es ajeno al extractivismo.
     Hay algunas cosas nuevas. Brasil, Perú y Argentina han salido de la órbita Atlántica, sea europea o estadounidense. China es en buena medida el motor del comercio exterior. Con ventajas, y también desventajas si el mercado internacional -con todo y su China- llega a caer en problemas más serios. No estaría mal tomar en cuenta a los críticos del extractivismo.
     Con todo, la derecha es la que se equivoca más. Volviendo a Chávez y Correa, ciertamente no se sale del extractivismo. Pero no hay que olvidar que no es un problema creado por ninguno de estos gobiernos. Y sí, hay una diferencia. ¿Alguien se acuerda de CAP? Carlos Andrés Pérez, otro amigote. La renta petrolera la refinaba de manera única: se destilaba de tal modo el petróleo venezolano, que se convertía en whisky. Las clases altas y la intelectualidad ecuatoriana también saben del Buen Beber. El asunto es que, entre beberla y vivirla,  es preferible lo segundo: suenan más sanos el programa social o la infraestructura pública que el país convertido en vinatería, aunque sea de lujo y esté abierto las 24 horas. Que Chávez y/o Correa se entusiasmen de más, es lo de menos. Resultados concretos de estos "keynesianos", los hay, y de sobra. Se tambaleaban más aquellos estilos como el de CAP, aunque parecían tener los pies en la tierra. Es que hacían malabarismos y los de ahora, no los hacen. Salú, compadre.