Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 7 de enero de 2014

MEXICO: RIQUEZA PARA TODOS. AND I SAID RIGHT NOW, ¿OKAY?

La última creencia del Uruapan Mexican Son es que en México ya se puede lograr  la riqueza para todos. Es muy sencillo, ahora que todo el mundo anda metido a fabricarnos un "nuevo sentido común", aunque el mundo "que todos queremos" -según dice el político que se toma la atribución de hablar por todos- no pase de ser el mito de un Estado de Bienestar que nunca existió -entre otras cosas porque, desde un principio, subsidiaba ante todo a los empresarios y a los ricos. Vaya, ni en Suecia, ni en la Noruega que con un poco de mariguana se imagina el mandatario uruguayo "Pepe" Mujica.
     Si tomamos el PIB (Producto Interno, bruto) per cápita en México, a cada mexicano podrían tocarle 11 mil pesos mensuales, "salario" (sic, según el Uruapan Mexican Son) que incluiría a niños y personas mayores (why not?). Desde luego, este no es un salario, salvo que los niños y los adultos sean puestos a trabajar. El diccionario indica que alguien recibe un salario por un trabajo, así que Uruapan Mexican Son desconoce qué tipo de ingreso es éste y está pensando -como buen rico- que un salario es un subsidio, una "prestación social obligatoria". !Subsidio para todos, ya! Let's live in Puerto Rico.
     Tan es así que, "en principio, a cada mexicano le debería tocar una parte igual de la riqueza nacional". Es decir que, sea usted delincuente, empresario, electricista, telefonista, zapatero, policía de crucero, narcotraficante, político, profesor, bloguero, premiado universitario, tzotzil, mujer, gay, mesero, lanchero, regio, oaxaco, jarocho, taxista, trailero, activista, ecologista o aficionado a no hacer nada, salvo a irse de putas: !a usted le tocan con justicia 130 mil pesos al año o 10 mil dólares!. ¿Los quiere en efectivo o en food stamps? Como esto no tiene nada que ver con el trabajo, la propuesta consiste en convertir a cada mexicano en un émulo de un gringo que tiene derecho a un subsidio, que se puede convertir en renta o en consumo. Mientras tanto, en vez trabajo el gringo promedio tiene un "job" que se ha vuelto chatarra o que a lo sumo debe crear "some fun".
    Lo que dice esta propuesta, de apariencia Robin Wood, que en un curioso lapsus pide ser refutada con argumentos "de peso" (aunque el alegato es "de a peso"), es que México y el mundo entero deben convertirse en una inmensa clase media con algo de estilo puertorriqueño (food stamps incluidos), donde el ideal de vida consista en tener 11 mil pesos mensuales (o 10 mil dólares anuales)garantizados como prestación social -y por "justicia"- para ir por el mundo haciendo "lo que da la gana". Claro, lo de la "justicia" es otro error, porque es de suponer que justicia es "reconocer y dar a cada uno lo que le pertenece", y habría que empezar por explicar por qué al niño y al adulto debe tocarles por igual la suma de 10 mil dólares anuales.
      El mito del Welfare no ha terminado de hacer estragos. Aquí ya no es ni siquiera socialdemocracia, sino "redistribucion para todos" sin la menor idea del origen del dinero. Seguramente que el dinero nace del amor, como sucede en toda buena familia de ricos.