Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 7 de enero de 2014

SE JODIO LA COSA...

Es una costumbre latinoamericana decir que tal o cual país "se jodió". Las cosas o los países "se joden" solitos porque también es una costumbre no decir nunca -ni lo mande Dios-algo así como "la jodimos", o que a tal o cual nación "la jodieron". No: un buen día, de improviso, las cosas amanecen "bien jodidas" sin que nadie sea responsable por ello. El niño no dice "mamita, rompí el juguete", sino que explica que "el juguete se rompió", seguramente que a la espera de la absolución.
    El escritor-ensayista español Mario Vargas Llosa puso de moda la frase en el Perú: ¿en qué momento se jodió el Perú?, se preguntaba alguna vez este virrey de las letras. Plinio Apuleyo Mendoza se preguntó lo mismo sobre Colombia: ¿en qué momento se jodió Colombia?. El político mexicano Roberto Madrazo también le entró con lo suyo en un libro publicado hace ya algún tiempo: ¿en qué momento se jodió México? Este tipo de preguntas no deja de recordar la moda que explica que nunca falta quien haya estado "en el lugar equivocado, en el momento equivocado". Es como el juguete del niño: el objeto estuvo "en el lugar equivocado, en el momento equivocado".
      Venía yo por la calle con mi amiga la soviética -que es como le decían a mi ex amiga la ex soviética- cuando "se desapareció".
      -¿cómo es que se desapareció?
      -No sé, se cayó o se derrumbó o algo así.
      -¿y usted no se dió cuenta de nada?
      -¿yo? Es que cuando voltié, la soviética ya no estaba.
      -¿pero no venía con usted?
      -¿Con quien, conmigo?
      -Sí, con usted...
      -Sí, íbamos para allá para Utopía...
      -¿Bueno, entonces qué fue lo que pasó?
      -Le digo, cuando voltié ya no estaba...
      -¿No notó nada extraño a su alrededor, o algo raro en su amiga?
      -¿yo? No. Le digo, cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y que fue lo que hizo?
      -¿Ella o yo?
      -No. ¿qué hizo usted al percatarse del hecho?
      -No me percaté de nada. Le digo. Cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y no le pareció extraño?
      -¿A ella o a mi? A ella pus la verdá no sé. Le digo. Cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y entonces que hizo?
      -Me seguí para Utopía.
      -¿Así, sin más?
      -Es que tenía un jale en Utopía.
      -¿Y su amiga la soviética?
      -Oh, qué caray. Le digo, cuando voltié ya no estaba. ¿Qué no ve?
Un buen día, la Unión Soviética "se jodió". Y ahora nos salió el emir del Saber con que habría que preguntarse "en qué momento se jodió Europa". Solita, claro.