Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 29 de abril de 2013

LISMONERO Y CON GARROTE

    La reciente tensión en la península coreana fue creada por Estados Unidos, de acuerdo a un plan llamado "The Playbook", y denunciado en los propios Estados Unidos por el periódico The Wall Street Journal, el 3 de abril (Adam Entous y Julian E. Barnes). La columnista Vicky Peláez, de la agencia noticiosa Ria Novosti, ha recordado cuentas claras: el día en que Pyongyang puso un satélite en órbita, India probó un misil balístico, y al poco tiempo Sudcorea hizo lo propio. Desde que fueron fundadas las Naciones Unidas se han hecho dos mil pruebas nucleares (apenas tres fueron norcoreanas). Ah, pero que Kim Jong-un no se eche ni un Pepto.
     Norcorea no sirve nada más de distractor. Permite reincidir en los supuestos "argumentos" para creer que el capitalista es el mejor de los mundos y que cualquier otra opción ya está descartada.
    ¿Socialismo?¿Usted quiere carencias?¿Tarjetas de racionamiento?¿Escasez de papel higiénico?¿Mal humor por las carencias?¿No quiere el 4 por 4?¿Ni a crédito?
    ¿Usted quiere hambrunas? Las hubo masivas, como el Holodomor que trató de explotar el ucraniano Viktor Yushchenko para lucrar -él- con la desgracia pasada. ¿No sabe que millones han muerto en Norcorea, por hambruna?¿Usted quiere quedarse sin comer o prefiere el pavo de navidad oyendo al presidente  decirle que lo protegerá -a usted, con todo y su casita en la pradera- de lo que sea?
    ¿Usted quiere terror?¿Que por orden de un burócrata anónimo lo vengan a buscar de noche a su casa unos agentes secretos y lo deporten a Siberia o, lo que es peor, a casa de Kim Jong-un en Pyongyang? Vamos: ¿usted tiene apego por la vida y por sus familiares, en particular por sus hijos?¿Ya ha pensado que si el KGB lo arresta, su mascota lo extrañará?
    ¿Quiere usted a un presidente genocida?¿Otro Pol Pot?¿Convertirse en estadística?¿Un anónimo?
     He aquí el plan que pro-Mercado tiene para usted: ¿quiere abundancia o prefiere escasez, represión, y lo que es peor, quedarse en la mediocridad?¿ Y todavía hay quien lo duda? !Usted puede entrar al capitalismo en cómodas mensualidades!
     A ver, ya entrados en gastos: ¿usted va a querer su parte de ganancia en el capitalismo o se queda con los costos que son la-esencia-misma-del-socialismo?
     Puesto al famoso dilema entre Norcorea y helado de vainilla, el clasemediero occidental no dudará ni un segundo. Entre la escasez y la promesa de reparto en la abundancia -a ver yo qué agarro-, no hay nada que cavilar. Además, cuando usted vaya por el helado de vainilla, se lo venderán preguntándole: "¿cómo se siente usted el día de hoy?". "Psy" lo pondrá a bailar sus pulsiones más recónditas, Kim a marchar: !firmes, abron's!. Vamos: súmese y participe en el capitalismo. !Ya!
    Que la disyuntiva no sea real no importa. Como lo ha escrito el ex funcionario estadounidense Paul Craig Roberts, un compatriota se creerá cualquier mentira que sea redituable. Una verdad costosa no la paga nadie en el mercado.
    Sea sensato, homb'é: es aquí que se desarrollan las fuerzas productivas, la Tierra de la Gran Promesa. ¿Qué no ve que ése Kim no tiene ni en dónde caerse muerto, y que saca su cuete nomás por unos centavos? Inchi indio.