Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

viernes, 12 de abril de 2013

MAYO DEL 68, O DE COMO SE REMOVIO LA LOSA ESTALINISTA

El mayo del 68 francés, el de los grandes de este mundo (los hijos de papá), resulta ser una "revolución" que removió la "losa estalinista". Vaya, he aquí como sucedió.
    Francia no estaba dirigida en mayo de 68 por Stalin, sino por Charles De Gaulle. En 1966, De Gaulle había abandonado la estructura militar de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), y el general era europeísta, partidario de una Europa "del Atlántico a los Urales", con la menor injerencia posible de Washington. Es algo que nunca interesó mayormente a una izquierda latinoamericana más cercana a los socialistas.
    De Gaulle defendió a Latinoamérica (discurso de 1964 y gira por varios países de la región), se declaró partidario de la independencia de Québec, vió con buenos ojos la independencia de Argelia, prefirió Palestina a Israel, y lo más importante, buscó defender el patrón oro frente a los privilegios exorbitantes del dólar. Así, política, militar y económicamente hablando, es posible pensar que el general estorbaba. A Estados Unidos, claro. ¿Tal vez fuera razón suficiente para declararlo autoritario?
    De Gaulle se tambaleó con una gigantesca huelga obrera, pero el trabajito lo hicieron los hijos de papá (entre ellos, quienes, como Bernard Kouchner y otros, son hoy los adalides de un tipo de humanitarismo que suele preceder a las agresiones contra países del Tercer Mundo, o antiguos No Alineados, como lo fuera Yugoslavia). De Gaulle finalmente cayó en 1969 y llegó Georges Pompidou: un gerente de bancos de la familia Rothschild, para más señas.
    Qué tiene que ver lo sucedido -en los hechos- con el remozamiento de la izquierda, alguna supuesta "revolución" y el antiestalinismo, ni idea. Los hijos de papi, eso sí, parecen haber epatado a más de un intelectual. Pero más bien ocurrió que los partidos comunistas europeos occidentales fuertes (Francia, Italia) se fueron quedando sin jóvenes:  qué curioso, enajenarlos -si era necesario, con droga- era el objetivo de operaciones estadounidenses como MK-Ultra y Operación Chaos. Resulta que quien se cayó fue quien se oponía a los designios estadounidenses en Europa y en otras latitudes, Latinoamérica incluida. Qué importa: estos jóvenes removieron la losa estalinista (¿por trotskistas o por maoístas?) y es lo que cuenta, aunque no tenga nada que ver con los hechos ni con la Historia. Yo, la verdad, escribo para mis cuates, no para considerar el principio de realidad. Por algo soy cuentista social: cada quien su relato o su narrativa.