Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 17 de julio de 2017

EL QUE SABE, SABE

Eso que tú quieres, éso tengo yo. Tal vez ha caído en el discurso del Otro, Big Mother. Y lo vive a plenitud.
     El perverso no tiene falta en ser, no le falta nada, no está nunca en falta, no es, a diferencia del común de los mortales, un ser incompleto. Vive a plenitud, a todo lo que da, al máximo, como si se tratara de velocidad, de estar a full. Es feliz, diríase que a ultranza, y lo ostenta con estetización en su Facebook. No hay grietas, no hay fisuras, ni fallas, ni "lapsus". Un neurótico puede envidiarlo. De hecho, el perverso se le cruza en el camino al común de los neuróticos para que éste lo envidie, para que envidie el saber-gozar, porque el perverso "sabe cómo hacerlo", y busca demostrarse y demostrar que "sí se puede". El tiene el saber sobre lo que tú necesitas. "Lo que tú necesitas es...".
     ¿Cómo le hace? Tapando la falta con poder y con la puesta en escena del poder. No, no está en decadencia. No, no hay graves problemas sociales, por ejemplo en la educación y en la salud, o en una industria en muchos lugares en ruinas, o por la violencia. No pasa nada, porque son "accidentes" o "daños colaterales", no muestras de que algo falla adentro. Adentro todo está completo, y hay que seducir al otro para "capturarlo" en la hipnosis ante ésta completud. Pervertir es, por etimología, "darle la vuelta", digamos que "sacarle la vuelta". El poder es el del "excepcional" y el de la "nación indispensable", Big Mother lo dijo. El poder te escucha, mientras no tengas nada qué decirle de alguna falla, ya que en éste caso le "sacará la vuelta" con un discurso de puesta en escena prefabricado, una desmentida o una denegación. No importa qué es la falta, importa taparla, no importa la "falta en ser", importa taparla con algún "tener". Eso que tú quieres, éso tengo yo. Pobres de los países y de las personas que no son, sino que aún tienen por hacer.