Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 13 de diciembre de 2017

SOBRE SPUTNIK Y RT

Sputnik y RT (Russia Today) son dos agencias noticiosas oficiales rusas que ofrecen una ventaja: en ellas se encuentran con cierta frecuencia -y no más- informaciones que la prensa occidental tiende a silenciar. De este modo, esas agencias ofrecen una pequeña alternativa de información. También dan a conocer lo oficial sobre el gobierno ruso y en particular sobre el mandatario Vladimir Putin (declaraciones, entrevistas, eventos, etcétera), no sin un dejo de "culto a la personalidad", pero moderno, tipo fan.
     Y es que, en efecto, Sputnik y RT han querido, al parecer, salir del estilo "propaganda" para entrar en la modernidad. Estas agencias tienen un gran defecto: a diferencia de lo que era esa "propaganda", que buscaba dar cuenta positivamente de lo que acontecía en la Unión Soviética, RT y Sputnik se concentran en noticias y análisis sobre el extranjero. Salvo a la hora de mostrar a la "Kim Kardashian rusa" o a los animalitos rusos, todo supuestamente "mejor que en Occidente", las agencias en cuestión ni muestran mayormente ni analizan lo que sucede dentro de la Federación Rusa, sobre todo en la vida cotidiana. El habitante occidental carece de un punto de referencia otro, como no sea la figura exclusiva de Putin.
     Las noticias y más de un análisis tienden a ser sensacionalistas, además de insistir, excesivamente a veces, en asuntos de armamento. No faltan los anuncios sobre la "Tercera Guerra Mundial" que se adelantan a los acontecimientos y procesos reales, e incluso textos dignos de Selecciones, como uno que se pregunta recientemente "¿en qué país habría que buscar refugio en caso de una guerra nuclear?". Por otra parte, a veces hay, a nombre del análisis, propaganda -sí, la hay- mentirosa en contra de algunos gobiernos y a favor de algunos partidos políticos de oposición (como ocurre en la bochornosa sección sensacionalista "La batalla por México" de RT), lo cual va más allá de las reglas elementales de la diplomacia. Desde el punto de vista económico, estas agencias también son sensacionalistas, anunciando por ejemplo (hace poco) en un encabezado que "el precio del oro explotará y el dólar desaparecerá", y así por el estilo. En distintos terrenos, los errores de pronóstico son frecuentes, pero admitidos.
       Los problemas de Sputnik y RT no les pertenecen en exclusiva. Son el resultado de querer jugar en el mismo terreno que la prensa occidental, la cual abandonó hace rato la búsqueda de la objetividad y la imparcialidad con tal de no perder rating y seguir haciéndose la interesante para llamar la atención. Las agencias referidas también caen en la mundanidad y muestran así, involuntariamente, a una parte de la Rusia de hoy.