Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 20 de junio de 2017

LA DESTRUCCION DE LOS ESTUDIOS LATINOAMERICANOS (I)

Uno de los factores que ha contribuido a la destrucción de los estudios latinoamericanos es la retórica, bajo una fuerte influencia política de la Revolución Cubana, aunque es un mal heredado del pasado incluso previo a las independencias.
      Aunque parezca inocua, esta retórica, llena de buenos sentimientos porque se está en la "buena causa", habla para callar y con harta frecuencia le habla nada más al poder. Se pasa el tiempo en todo tipo de "celebraciones": aniversarios, obituarios, onomásticos, centenarios, homenajes a los "grandes", etcétera. El otro tipo de celebración es el que se juega entre "invitados a comer". En efecto, cada vez que fallece un intelectual "afín", curiosamente se lo recuerda "en colectivo" porque "la vez que fuimos a comer...", "cuando estuvimos comiendo en casa de...", "estábamos en una comida con...", y así por el estilo. El problema está en que los estudios no son en principio celebraciones ni auto-celebraciones, pero se siguen resolviendo los rumbos de esos mismos "estudios" como si estuviéramos en la Casa Grande, que es como estos "estudiosos" entienden la "Patria Grande".
     A pesar de que hay pensamiento y pensadores en la historia de América Latina, no se recogen sus obras como tema de estudio (como algún tiempo lo hizo de manera muy loable Casa de las Américas en Cuba). En realidad, tampoco se analiza la actualidad: se "toma la tribuna" para "hacerla de tribuno", cosa que sucede con harta frecuencia en portales cubanos (Cubadebate, Prensa Latina) y otros ("Con Nuestra América"). Dos valiosas excepciones son Telesur, que no se ocupa nada más de América Latina y tiene vocación internacional, y Alainet, por su diversidad, que abarca prácticamente toda la región latinoamericana. Pero las más de las veces ni leyendo entre líneas se puede aprender leyendo u oyendo a los latinoamericanistas cuya función es -además de auto-homenajearse- acallar en nombre del Bien (del que difícilmente se puede disentir sin caer en el "lado equivocado de la Historia", el tipo de formulación que por cierto también han usado los demócratas estadounidenses contra alguien como el gobernante sirio al-Asad).