Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Consortium News-Globares

lunes, 8 de enero de 2018

HACIA LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES RUSAS

Por primera vez en muchos años, el Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF, por sus siglas en ruso) no presentará en las elecciones presidenciales (en las cuales despunta desde ya el hoy presidente Vladimir Putin como casi seguro ganador) a su eterno candidato, Guennadi Ziugánov, sino a uno más joven, el agro-empresario Pavel Grudinin, cercano a posiciones socialdemócratas. El KPRF es la primera fuerza de oposición en Rusia, aunque normalmente bastante abajo de la formación oficialista, Rusia Unida (aunque Putin se presenta esta vez como independiente).
     El programa del KPRF se llama "10 pasos hacia una vida digna", e incluye lo siguiente:
-nacionalización de bancos clave, electricidad, ferrocarriles, sistemas de comunicación, industrias de la defensa. De un modo general, los comunistas ven con preocupación los niveles de inversión extranjera en la Federación Rusa.
-retirar al Banco Central de la Federación Rusa de la influencia de la Reserva Federal estadounidense, y sacar a Rusia de la OMC (Organización Mundial de Comercio).
-creación de una industria moderna poderosa y basada en la alta tecnología (microelectrónica, robótica, máquinas-herramienta).
-apostar por la producción agrícola a gran escala, rubro en el que a la Federación Rusa le va desde ya muy bien (pese al grave despoblamiento de las aldeas) y que ha tenido un efecto positivo en el nuevo empuje industrial.
-apoyo crediticio para el desarrollo de infraestructura.
-eliminación del impuesto al valor agregado (IVA), del impuesto a la propiedad y a la tierra de asentamiento, y creación de un impuesto sobre la ganancia.
-7 % del PIB (producto interno bruto) a ciencia, educación y salud. Actualmente la ciencia y la educación rusas están pasando por una mala etapa.
-lucha contra la corrupción (40 % de los rusos ha dado un soborno alguna vez en su vida, aunque 60 %, nunca).
-apoyo a la cultura, que también está pasando por un mal momento. Apoyo al deporte.
A grandes rasgos, este programa de desmarca de la economía y la sociedad "extractivistas" que la Federación Rusa ha tenido hasta hace poco, por el auge de los precios del petróleo que terminó súbitamente y a cuyo fin se sumaron las sanciones occidentales, que no dan visos de tener un término. Aunque no gane en las elecciones para presidente, el KPRF puede influir en las decisiones que tome el independiente Putin