Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Consortium News-Globares

lunes, 4 de junio de 2018

NICARAGUA: MARGARITA, ESTA LINDA LA MAR

¿Qué sucede en Nicaragua? Según los medios de comunicación occidentales y el escritor nicaraguense Sergio Ramírez, hace ya buen rato del lado de los Vargas Llosa, la "buena sociedad civil" (pacífica, joven, "virgen", etcétera) se está enfrentando a un "(mal) gobierno autoritario". Estaría aún más linda la mar si no fuera porque hay muertos de por medio.
     El 30 de mayo hubo dos movilizaciones en Managua, la capital nicaraguense. De regreso del acto oficialista, simpatizantes del sandinismo fueron agredidos, al igual que policías, a la altura del nuevo estadio de béisbol por "manifestantes pacíficos", que en realidad cargaban armas. Se ha acusado a las "turbas paramilitares de Ortega", pero hay reportajes que indican que también hay grupos de choque en la oposición. ¿Qué sucedió luego de los balazos cerca del estadio? Que toda la información fue copada por las redes sociales y en particular #SOSNicaragua y #NicaraguaSOS. Los medios oficialistas no tienen capacidad para cubrir lo que está sucediendo. Los "manifestantes pacíficos" ese día quemaron Nueva Radio Ya, oficialista, y la Caja Rural Nacional, que ha canalizado los fondos ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) para programas sociales.
     ¿Qué hay en #NicaraguaSOS? Llamados a meter cascos azules en Nicaragua, confesiones de que hay jóvenes nicaraguenses "negociando" en Estados Unidos, llamados a congelar las cuentas y bienes del presidente Daniel Ortega siguiendo la Ley Magnitsky de 2016, asimilación de Ortega a Nicolás Maduro, el presidente venezolano; llamados a la desobediencia civil y al paro nacional, y estilos como el de Gene Sharp, el experto en "primaveras" (alguien tuitea: "Ortega se va quedando sin más recurso que la represión, y mientras más la use, más acerca el día de su salida"). Bianca Jagger, nicaraguense ex de Mick Jagger, el de los Rolling Stones, no puede obtener satisfacción: "Ortega se ha convertido en la dinastía de los Somoza", declara, y la misma Jagger es por cierto colaboradora de Amnistía Internacional y Human Rights Watch. #SOSNicaragua tuitea una y otra vez que el gobierno nicaraguense está usando agentes químicos (como el insecticida cipermetrina) para reprimir a la población. Por si hubiera dudas, The New York Times ya ha dicho que Nicaragua está viviendo una "primavera democrática".
     Además de National Endowment for Democracy (NED) y USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), se ha regado dinero en los últimos años a través de Hagamos Democracia (para el periodismo "ciudadano", financiado también por NED), Dev Tech Systems Inc (para "proyectos de desarrollo" vinculados a la USAID y el Departamento de Estado), y Fundación Violeta Barrios de Chamorro ("Programa de Medios para Nicaragua" financiada por USAID), entre otras organizaciones. Por cierto que, de manera descarada, Confidencial, semanario web de Carlos F. Chamorro, hijo de Violeta Barrios, promueve documentales de Netflix como Winter on Fire (sobre el Maidán ucraniano), The Square (sobre la "primavera egipcia") y The Black Panthers (para crear "autodefensas"). Chamorro discurre sobre la actual como "la crisis humanitaria más grave de la Historia de Nicaragua", confirmando que un mínimo de ecuanimidad no cabe en el periodismo sicario.
     ¿Cómo quedó la noticia del estadio de béisbol? Según la gente de Chamorro y sus ecos internacionales, fueron "seguidores del Frente Sandinista, grupos parapoliciales, y oficiales antidisturbios (que) dispararon contra los manifestantes que marchaban desarmados". De acuerdo con Giorgio Trucchi, "el temor es que generar una respuesta violenta de la masa sandinista sea lo que estos sectores persiguen, para luego capitalizar la conmoción mundial". Y para provocar y "conmocionar" están también los periodistas sicarios que equiparan a Ortega con Somoza y quienes en el periódico mexicano La Jornada, por ejemplo, reproducen la voz de Confidencial y tildan al gobierno nicaraguense de "dictadura".