Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

viernes, 27 de septiembre de 2013

ARMENIA: UN ALIADO RUSO EN EL CAUCASO

Siria, como Iraq, se encuentra muy cerca del Caúcaso, donde tuvo lugar la guerra de Chechenia. Las posiciones rusas en la región caucásica siguen siendo débiles.
    El único aliado sólido de los rusos en el Caúcaso es Armenia, pese a que la élite de este país, bastante americanizada (hay una importante diáspora armenia en Estados Unidos), ha buscado acercarse a Occidente. Con el actual presidente, Serzh Sargsián, un nacionalista conservador (partidario de tener una fuerte religión cristiana de Estado, en un país rodeado de musulmanes), Armenia se ha mostrado dispuesta a integrar una Unión Aduanera con Rusia, Belarús y Kazajstán. La actitud armenia es distinta de la de Georgia (plataforma de agresión contra Rusia) y Azerbaidján, un país musulmán cercano hoy a Estados Unidos e incluso a Israel, pese a las relaciones con el gigante ruso Gazprom.
     Existen importantes inversiones económicas rusas en Armenia (en los ferrocarriles, las telecomunicaciones y en la energía), y la diáspora armenia en Rusia es la primera en el mundo (cerca de dos millones y medio de armenios), por delante de la que vive en suelo estadounidense, calculada en un millón y medio. A pesar de la occidentalización de los políticos armenios, el alejamiento ante Rusia se vió frenado por el temor de los armenios a los turcos, causantes del genocidio en territorio armenio a principios del siglo XX. Turquía es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Por cierto, hay una importante población de origen armenio en Siria y Líbano (120 mil personas).
    El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró recientemente que la situación en el Caúcaso norte no es del todo estable. "Debo constatar con amargura -dijo Putin- que algunos países extranjeros y organizaciones no gubernamentales e internacionales que controlan, se dedican a actividades destructivas antirrusas y utilizan el Caúcaso Norte como base para desestabilizar la situación de Rusia en general, perjudicarla económicamente a fin de menguar su influencia y limitar su presencia en el escenario internacional". El terrorismo no ha sido totalmente erradicado y Putin hizo un llamado a luchar contra la corrupción en la región, que está a corta distancia de Siria.