Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 5 de agosto de 2013

CHINA TIENE SUS VENTAJAS

China es un país con muchos problemas sociales y medioambientales.
     Con todo, es necesario comparar lo que es comparable. China tal vez tiene bastante de positivo qué mostrar al Tercer Mundo, aunque Beijing no es capital de un país altamente desarrollado. China no lo es.
     China no es un país miserable, y es sabido que millones de seres humanos han salido de la pobreza. China no es India. En este país la desnutrición afecta al 24 % de la población; en China, apenas al 5,5 %. En India, el analfabetismo es seis veces más elevado que en China. La mortalidad infantil india es de 3 a 4 veces superior a la de China. India tiene en Mumbai el mayor tugurio del mundo. China no tiene grandes tugurios. 33 % de la PEA (población económicamente activa) china trabaja en el sector informal: sí, pero en India es el 84 % de la PEA que está en este sector. Las cifras son oficiales (de 2012, y de la OIT, Organización Internacional del Trabajo). El salario chino es del doble del que impera en India y, por si fuera poco, el poder adquisitivo del salario chino subió en los últimos diez años en 350 %. Según lo señala Marc Vandepitte en el portal de Rebelión, hay que comparar a China en lo que procede. Lo cierto es que, si China es "muy BRIC", India en cambio es un lugar poco recomendable, y además, no muy "BRIC". China está en más de un aspecto más cerca de Rusia que de espejismos como Brasil (Belindia), la misma India y el waka waka de Sudáfrica.
    ¿Que existen problemas sociales? Sí, pero hay que saber cuáles (sin negarlos). Los homicidios en los países ricos duplican a los de China, y por cierto que en América Latina, hay 20 veces más crímenes mortales que entre los chinos.
     En el IDH (Indice de Desarrollo Humano), China supera al Africa, aunque sigue por debajo de América Latina. ¿Pero qué medir? Según lo ha demostrado el internacionalista ruso André Vitchek (y lo ha reconocido Albert Gore, ex vicepresidente estadounidense), China contamina, sí, pero menos que Europa y que Estados Unidos, si se calcula por habitante, no en términos absolutos. El sistema de transporte interurbano de los chinos es de los más ecológicos del mundo. Las ciudades del sudeste asiático, en cambio (como Jakarta en Indonesia) están "a full", muy mal. En el intercambio con Beijing, hay más de una cosa que América Latina podría tomar como ejemplo, pese a que la tendencia china a depredar en el exterior es también una realidad.