Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 24 de diciembre de 2013

SAMIR AMIN SOBRE LA INTEGRACION LATINOAMERICANA

Samir Amin no es -él mismo lo ha dicho- "profesor de todo". Hace poco, fue entrevistado en el Ecuador y se le preguntó por la integración latinoamericana (¿es una forma de desconexión?). Amin la ve desde luego con buenos ojos, pero no es adepto a la adulación que lo convierta como contraparte en "nuestro amigo Samir" y en candidato a homenajes en serie por toda la Patria Grande, para sumarle manoseo a la adulación.
     Amin observó así que la integración latinoamericana tiene mucho de retórica y muy poco de avance, trátese de una moneda común (como la propuesta del Sucre), de Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) o incluso de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). Amin es el tipo de amistad que con su severidad -la ve como algo necesario- ayuda a ver las cosas como son, y no es el adulador que espera de la distorsión que el Omnipotente se ponga "magnánime" y suelte un puesto. La verdad es que la integración latinoamericana avanza poco, salvo en la palabra. Esta sirve para legitimarse y hacerlo parece más importante que satisfacer los anhelos de quienes quisieran ver una América Latina más unida. En particular, quienes han padecido esta retórica son los mismos que han buscado concretar las cosas -señaladamente, el actual mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, aunque el boliviano Evo Morales tuvo que pasar un mal rato hace algunos meses por la insolidaridad en los hechos. Estados Unidos no tiene mucho de qué preocuparse: ningún imperio se ha caído por la diarrea verbal de sus enemigos.