Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 7 de marzo de 2018

ELECCIONES A LA RUSA

Las elecciones presidenciales en la Federación Rusa se han puesto a funcionar de una manera no muy distinta de otras latitudes, donde intervienen de manera decisiva los poderes mediático y judicial.
     Dado que es un agroempresario ("rey de la fresa") exitoso, el candidato del Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF, por sus siglas en ruso), Pavel Grudinin, fue objeto de una campaña un tanto graciosa proveniente del entorno del mandatario ruso Vladimir Putin: fue acusado, en efecto, de ser un "oligarca" con cuentas en el extranjero (!hasta 11 cuentas y algunas en oro!). La acusación no vino de cualquier instancia, sino de la Comisión Electoral Central (CEC), que logró propalarla por los medios de comunicación federales (en especial la televisión). Hecho ésto, la Comisión nunca procedió a expulsar a Grudinin de la contienda, como correspondía por ley, ni notificó nada al KPRF. Mientras tanto, en la programación de la noche de esos medios, algunos miembros de la CEC dijeron que en realidad no había quejas contra Grudinin ni problemas con él, pero la noticia casi no se transmitió.
     La cuenta de Facebook de Grudinin fue hackeada y en el sitio "anti-Maidán" se revelaron datos personales sobre el candidato (esposa civil, padres...). Desde antes, el presentador Dmitri Kiselyov (canal Rossiya 1), cercano al Kremlin, insinuó que el hecho de que Grudinin no saliera de las filas del KPRF (de hecho, Grudinin fue alguna vez miembro de Rusia Unida, la agrupación oficialista) dividiría a ese partido y a los votantes. Kiselyov omitió decir que Grudinin fue electo por el KPRF no por una decisión de su secretario general, Guennadi Ziuganov, sino mediante elecciones internas democráticas que involucraron por lo demás a otras organizaciones de izquierda. Pervy Canal y Rossiya 1 lanzaron una campaña para desprestigiar la granja agrícola de Grudinin, la cual, supuestamente, no habría prosperado gracias al cultivo de fresas sino a la especulación con tierras. Además, los medios de comunicación masiva le dieron mayor importancia a la organización (creada en 2012) "Comunistas de Rusia", que postuló a Maxim Suraykin.
     Como acostumbrado, el Kremlin sacó a la lucha electoral a Vladimir Zhirinovski, del Partido Liberal Democrático de Rusia (PLDR), que no es ni liberal ni democrático, pero sí está siempre premiado por la televisión estatal, en programas de gran audiencia como "En la noche con Vladimir Soloviov", de Rossiya 1. Personificación de la grosería maliciosa del burócrata soviético, Zhirinovski está siempre en liza para golpear al partido comunista con un discurso chovinista, aunque esta vez, adicionalmente, insultó en público a Ksenia Sobchak, candidata de Iniciativa Civil ("contra todos"), quien respondió arrojándole a la cara un vaso de agua. Zhirinovski no se detuvo: trató de "puta" a Sobchak y pidió "que no se trajeran verduleras al programa".
     Sovross.ru, portal afín al KPRF, aseveró que "(...)el gobierno obstinadamente se niega a una conversación reflexiva sobre el futuro de Rusia. No hay un debate normal, ninguna oportunidad de mostrar la experiencia real (...). Todo un grupo de candidatos fue empujado a las elecciones sin experiencia, ni programa, ni equipo real. Se nos ofrecen escándalos, lenguaje obsceno, rociado con agua y denigrar a los participantes en la carrera pre-electoral. Lanzan información provocativa, sin estudiar ni verificar los hechos reales (...) Lo que está pasando no tiene nada que ver con la democracia. Esto desacredita al poder y difama la idea misma de las elecciones. Protestamos contra la bacanal de la información y la anarquía política".
     Grudinin ni siquiera hizo campaña contra Putin, quien decidió olímpicamente no presentarse a los debates, y el candidato por el KPRF encomió las labores del actual ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, y de Defensa, Serguei Shoigú. Ante la imposibilidad de reflexionar, Grudinin optó varias veces por retirarse del plató: en una de ésas explicó que no había modo de discutir sobre la apremiante situación económica y financiera de Rusia (lo que la agencia de noticias Sputnik no reprodujo por completo), y en otra en Pervy Canal simplemente se retiró después de pedirle una disculpa a Sobchak en nombre de todos los hombres y regalarle un ramo de flores por el Día Internacional de la Mujer. "Estoy contento de que hayan leído mi programa y lo hayan metido en sus tesis", dijo Grudinin antes de concluir: "es todo, me voy del evento". Como escribiera un portal de oposición a Putin, ni los mejores misiles del mundo son una garantía contra la descomposición social y la bajeza de capas medias imperante en buena parte de la sociedad rusa.