Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 13 de noviembre de 2013

ENTRE GRANDES

Tal vez sea el efecto del Grand Prix periodístico José Martí, pero ahora hay que tomarse al pie de la letra cualquier cosa que diga el halcón estadounidense Zbigniew Brzezinski. Estados Unidos se retirará del mundo dejándonos una vibración positiva.
    Hay que creerle a Zbigniew Brzezinski cuando dice que Estados Unidos "no ha ganado ni una sola guerra desde 1991". Hay que creerle porque lo dice él. El único problema es que Iraq no ganó ninguna guerra y Saddam Hussein está muerto. Milosevic no ganó nada y está muerto. Somalia no existe y Afganistán es un paraíso coránico -de los que se pueden contemplar con opio- donde mandan los amigos de Estados Unidos. Si Estados Unidos no ha ganado, parece que sus rivales tampoco. Con la diferencia de que no es Estados Unidos el país que dejó de existir.
     ¿Qué ha pasado en Libia? Ha pasado que ya no hay tal Libia, sino tres territorios más o menos independientes:  Cirenaica, Fezzan y Tripolitania (Libia está de vuelta al año 1951). La ciudad de Bengasi tiene su propio gobierno,  encabezado por la Hermandad Musulmana. Algunos dicen que Libia está "somalizada". En el antiguo territorio libio hay unas 500 milicias, con cerca de 30 mil hombres armados, que hacen y deshacen a su antojo, por momentos incluso contra los patrocinadores estadounidenses (lo que sucede también en Afganistán). Unos 8 mil partidarios de Kadhafi se pudren sin juicio en cárceles . El país no puede cuidar sus fronteras: en las que tiene con Egipto y Sudán, Italia se ha ofrecido a hacerlo. Ni siquiera hay pérdidas: la destrucción de Libia se financió con el robo del dinero del antiguo Estado. En suma: la privatización de Libia ha sido todo un "hit".
    Que Brzezinski diga que Estados Unidos no tiene la posición dominante de hace 20 años y que el mundo de hoy es "más complicado y anárquico" no cambia las cosas. Desde 1991 Estados Unidos baraja opciones. Dicho sea de paso, Washington no perdió la guerra en Siria: simplemente se abstuvo de invertir directamente en ella, justamente para no perderla. Tampoco está dicho que la guerra la haya ganado definitivamente al-Assad.
    "Zbig" también se puede equivocar. Que el "pueblo" (?) estadounidense está cansado de guerras es otra creencia muy simpática: Estados Unidos vive en buena medida de pasarle la factura al resto del mundo -por las buenas o por las malas-, y no parece que ese "pueblo" esté cansado de tener abundancia a expensas de los demás. Ni siquiera está consciente de lo que sucede, según lo ha sugerido atinadamente Morris Berman. Lo único que no quiere este "pueblo" es tener que pagar, ni en economía ni en vidas. Así que, donde no hay ganancias, lo mejor es que los demás se pudran. Púdrete, amigou. Es exactamente el tipo de veneno que destila el twitter de "Zbig": que se pudra Eurasia.