Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 25 de noviembre de 2013

PETROBRAS Y EL CONDOMINIO SINO-OCCIDENTAL

La política económica del gobierno de Brasil sigue entregando los recursos naturales al extranjero, y lo hace en condiciones que confirman el condominio sino-estadounidense u occidental en América Latina.
     Pese a la oposición de trabajadores y a la existencia de juicios en contra, el gobierno de Dilma Rousseff subastó el principal yacimiento petrolero brasileño, según informó el portal de América XXI. Este yacimiento, Libra, está en aguas ultraprofundas en las costas de Río de Janeiro. Brasil espera servirse de Libra para duplicar de aquí al año 2020 la producción de petróleo.
     Petrobrás manejará el 40 % del consorcio. La francesa Total y la angloholandesa Shell tendrán el 20 %. Llama la atención que otro 20 % se repartirá entre dos empresas chinas, China National Petroleum Corp. y Cnooc. Como ocurre por lo general con el populismo, los trabajadores que criticaron la "entrega" y la "privatización" están llamados a callarse. En Brasil prácticamente no prospera ninguna autonomía popular.
     Dilma Rousseff espera destinar buena parte de los ingresos petroleros a la educación, pero queda por saber de qué educación se trata. Un médico brasileño es incapaz de trabajar para gente de escasos recursos, pero sí puede protestar si el gobierno de Brasil lleva médicos cubanos para hacer labores que el otro desdeña. Es también Cuba que aprecia un poco más al MST (Movimiento de los Sin Tierra), independiente (lo ha hecho la hija de Ernesto "Che" Guevara, Aleida), que muchos brasileños que viven en su país como en tierra conquistada, y que esperan de la inversión extranjera un festín de consumo, aunque sin mercado nacional (algo distinto de un mercado interno).