Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 5 de noviembre de 2013

SOCIALISMO PARA INVERSIONISTAS

En el portal ruso de Odnako, el columnista Boris Yulin acaba de mostrar con qué "criterio" -si lo es- se están haciendo libros de texto en Rusia.
     Resulta que bajo Stalin la Unión Soviética se convirtió en potencia. Sí, pero ¿a qué precio? Puede que alto, por el terror y las colectivizaciones forzadas.
     La Unión Soviética ganó la guerra mundial. Sí, pero ¿a qué precio? Muy alto, por el número de muertos y los supuestos errores de Stalin.
     Desde luego, este enfoque es aplicable a lo que sea: San Petersburgo se construyó como una ciudad hermosa y europea. Sí, pero ¿a qué precio?
     Si el costo de construir la Unión Soviética fue tan alto y los beneficios eran dudosos (o mínimos), conviene detenerse a una "estimación": ¿vale la pena invertir en el socialismo si el costo es tan alto y el beneficio tan bajo, considerando por ejemplo la escasez? Ningún empresario invierte en algo así. Habría que agregar que en este caso conviene declarar la empresa en quiebra. Nada más que, en vez de hablar del "derrumbe de la Unión Soviética", sería preferible decir "la quiebra de la Unión Soviética". En las quiebras, por cierto, alguien gana.
     Frente a lo caro que salió el socialismo, Estados Unidos (que le pasa las facturas al resto del mundo) aparece como el paraíso de una abundancia que se puede conseguir barato (con un marido proveedor, por ejemplo: basta con pagar en especie...). A diferencia del socialismo caro, hay que buscar el capitalismo barato.
     O si se es de izquierda, hay que buscar el Estado de Bienestar, tipo escandinavo: no es barato, y es más, es casi gratis (salvo impuestos) y deja mucho. Lo mejor del empresario es que pone a todos a ver el mundo con un "criterio" empresarial. Capitalismo de éxito es el sino-estadounidense, donde todo parece salir bastante barato: la mano de obra, el crédito, el consumo, la ganancia casi sin ningún costo y las creencias en lo que más convenga.