Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

sábado, 23 de noviembre de 2013

MARCHELLO'S

La izquierda moderna mexicana, como la llaman algunos, es otro desprendimiento del PRI (Partido Revolucionario Mexicano), hasta donde aquella tiene su origen en el muy conciliador Macho Camacho: su sueño -en parte el del PRI de posguerra-, socialdemócrata y seductor, es que no haya ningún problema y que el mundo le pertenezca a la clase "Bubo" (burguesía bohemia), una variante de clase media -pero con bastante dinero- que amortigua cualquier conflicto. De hecho, "Bubo" ya le metió las manos a Morena.
     Hay un principio básico: Our Money is Harmony
     Y nos vestimos Armani
     Con la reforma social que propone esta izquierda moderna, tipo Hollande, Pepe Mujica o Alianza Verde colombiana, todo el mundo tendrá las siguientes libertades:
     -la de fumarse legalmente un "joint"
     -de repetir que "otro mundo es posible" luego de fumarse el mencionado "joint"
     -la libertad es coger
     -de leer El Principito desde chiquitito
     -de jugar a que yo era el Che y me escondía en la selva lacandona o en Varadero: ¿zas?
     -de consumo de café orgánico y compras de productos "bio" en apoyo a la Madre Tierra y al Green Corner
     -de zapatours amenizados por el baile del tzotzil cansado y tortillas hechas a mano por nuestras chicas tojolabales.
     -de ir al trabajo en bicicleta
     -si lo anterior es estilo chino, también será  posible comer sushi japonés e ir a ver películas coreanas.
     -de apantallar a los incultos con Maná, con Arjona en Tikal buscando a su niña perdida de Antigua  y con Carlos Vives hecho el cantor de Valledupar
    -de decir "vale" en vez de "sale", o en vez de "de acuerdo". Vengo llegando de Barcelona.
     -de tomar: media cucharada sopera de Nueva Trova cubana (con tres espolvoreadas de Pablo y una pizca de Silvio) o cinco granulitos de Serrat-Sabina en ayunas o antes de acostarse.
     -de decir: "todos son fachos, menos mi familia y yo"
     Gracias a este amor por el pueblo, el auténtico, esta clase "Bubo" (la que siempre sostuvo que "los intelectuales no saben vivir") podrá seguir quedándose -entre padres e hijos- con el aparato cultural, la alta jerarquía universitaria y las oficinas de solidaridad y de la "economía del conocimiento" -con management, informática y psicoanálisis-, y con puestos y becas. Andar de ocioso es el modo idóneo de movilidad social ascendente y de mostrarle al mundo que, lo que sea de cada quien, uno no es del montón.
     -Tu sé mi pueblo
     -Yo seré tu Condesa