Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

jueves, 3 de noviembre de 2016

EU: ¿SERA BIG MOTHER?

Big Mother ya existe y el triunfo de la generala Orwell no haría más que consagrar el funcionamiento de la "sociedad" como "una familia"- encabezada por mamá. Es así que le gusta a la tecnocracia. Michel Schneider ya lo había estudiado en un texto con el mismo título (Big Mother, psychopathologie de la vie politique/Psicopatología de la vida política).
     Aunque sea el político el que parezca ponerse "en oferta", en realidad, como según Schneider lo hacía Francois Mitterrand (al recibir a todos con un "¿qué tiene usted que pedirme?"), el mismo político está para hacer el favor que endeuda luego del forcejeo: "entre usted y yo, no seré yo quien pida por estar en estado de necesidad (angustia/détresse)". Todos somos iguales, pero que sea el "necesitado" el que pida. Big Mother consagra así un logro -la igualdad jurídica y en libertades dentro del sistema capitalista- junto a la explotación, la del necesitado sin derechos, precarizado y obligado por ende a pedir a quien, en cambio, todo "le es debido" (la generala Orwell es esposa, madre, abuela e hija y nieta, según la revista !Hola!). Es el gran Otro (la conseja social) quien en realidad demanda obligando al "necesitado" a "ofertarse" al pedir, proletarizándose. Ese mismo gran Otro -que goza de la renta que le es debida, por ejemplo por el solo hecho de ser mujer o de ser madre- demanda justamente porque considera que le se le debe. El explotado encima queda en deuda. Y motherhood termina en asfixia (smotherhood).
       El sistema es inocente, ya que el proletarizado está llamado a ser el hijo infante de Big Mother. como en Loft Story, "mamá te mira, no la decepciones", véndete. Por cierto, con la madre de Big Mother no hay secretos ni en realidad vida privada: el psicótico se la grita a toda la cuadra con su teléfono "inteligente". Por lo demás, los locos no tienen vida privada.
       Welfare es well-mére: su mejor mensaje maternal double-bind es "!sé libre, tú que dependes en todo de mi!". Es el mensaje al proletario, que es efectivamente libre de vender o no su fuerza de trabajo, y que en vez de estar orgulloso de crear riqueza, debe estar agradecido de que se la "oferten" si sabe rebajarse a reconocer la deuda con el rico.
        Dicho sea de paso, en 1974 la junta chilena remataba así su Declaración de Principios: punto 9, "la familia, la mujer y la juventud: pilares de la reconstrucción nacional". En campaña, la generala Orwell, la actual primera dama, Eva Brown, y otros no han presentado más programa que el de reducir la clase media y hasta la potencia "indispensable" a una familia: no cualquiera, por lo que se ve de Big Mother.