Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 3 de enero de 2016

CIUDAD DE MEXICO: MORENA, CADA VEZ MEJOR

Un reglamento de tránsito se puede mejorar, se puede enmendar o puede ser sustituido por otro. Hay quienes creen sin embargo desde la izquierda que cualquier reglamento es un "atentado contra las libertades".
     El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la Ciudad de México planea "cancelar el nuevo reglamento de tránsito". Las multas actuales corren en parte a cargo de la empresa Autotraffic (se queda con 46 % de los pagos por multa, en particular fotomulta). Que sea negocio privado no quiere decir que sea un robo (alguien en Autotraffic tendría que estar sustrayendo en beneficio personal algo de la ganancia de la empresa, salvo que una ganancia sea un robo) ni un abuso de autoridad (tendría que caer en alguno de los siguientes subtipos: prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos o corrupción política). Si fuera "desviación de recursos del erario", tendría que probarse alguna forma de fraude financiero.
     El reglamento no fue hecho para beneficiar a ciclistas ni a peatones (ni a motociclistas, dicho sea de paso), cuyo comportamiento suele ser igual de carente de civismo que el de muchos automovilistas. La propuesta -hecha por el dirigente capitalino de MORENA- de remplazar el reglamento por más "ciclopistas, banquetas y calles peatonales" consiste en remplazar freudianamente el principio de realidad por el de placer: en vez de cámaras, ciertamente el segundo piso del Anillo Periférico -o los ejes viales- necesitan más de ese tipo de vialidades para que todo el mundo crea vivir en una ciudad europea o californiana. En las colonias (barrios) donde las señoras de la alta sociedad o de clase media se estacionan en tercera fila, en vez de multa conviene: ponerles ciclopistas a sus vástagos (una diversión a la salida de la escuela), una banqueta ampliada (con cafetería para las señoras) y calles peatonales (para pasear y "cotorrear" mientras se espera al vástago). Eso lo entiende cualquiera, igual que la idea de entregarle la Constituyente (el borrador de Constitución) de la capital mexicana a chavitas, lancheras acapulqueñas y algunos otros cuates (amigos).
      El coordinador de MORENA en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (la capital) considera excesivas las multas, en montos, tomando en cuenta que el aumento al salario mínimo es ciertamente muy pequeño. Lo que MORENA parece ignorar es que los pobres no circulan demasiado en automóvil: utilizan el transporte público. Por otra parte, el mismo coordinador lamentó que con el nuevo reglamento ya no se pueda reclamar nada a un policía, ya que éste puede alegar que lo están insultando. Como es sabido, el civismo de los lores  y las ladies sobre ruedas en la capital mexicana no insulta, sino que únicamente "hace mención"de la progenitora del policía (de viva voz o con el cláxon, como lo mostrara maravillosamente en 2006 el cortometraje El crucero, de Juan Carlos Rulfo, documental disponible en Youtube) ; y no corrompe ni en pensamiento ni en billete para el "refresco" del policía ("pinche asalariado"). ¿La aspiración de esta ultraizquierda, además de sacar tajada en nombre de "las libertades"? Que la "sociedad civil" o "los pobres" puedan comportarse con la misma impunidad del político o del rico, con derechos (ciclopistas, banquetas y calles peatonales) y ninguna obligación -porque sale cara.