Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

viernes, 1 de enero de 2016

OCCIDENTE: ES (POR FIN) LA HORA DEL BIEN

Ha entendido correctamente. Usted está de parte del Bien.
      I.- -En Panamá tuvimos que sacar a un tipo feo que practicaba vudú, brujería y usaba calzoncillos rojos. ¿Le gustaría a usted ser gobernado por alguien así? Permítanos dudarlo.
          -En Libia tuvimos que despacharnos a un dictador que hacía buscar a muchachitas de provincia para tenerlas de servidoras sexuales y practicar con ellas la depravación y el sadismo. ¿Le gustaría que le hicieran eso a su hija? En serio, lo dudamos, y mucho.
          -En la antigua Yugoslavia, tuvimos que parar a un carnicero, huérfano desquiciado de padre y madre- ya que ambos se suicidaron-, enfermo de grandeza, que decidió avivar los odios ancestrales. ¿A usted le gustaría ser gobernado por un desquiciado que niega la convivencia pacífica con todos los que sean diferentes en nombre de la sangre derramada siglos atrás? Vamos, no vale la pena sacrificar la tranquilidad por un carnicero así. Y además, dudamos que usted acepte un régimen donde le nieguen el derecho a tener sangre distinta.
         -En Iraq ahorcamos -no quedaba de otra- a un demente capaz de lanzar gas tóxico (gas mostaza y gases nerviosos, sarín, tabún y VX) contra su propia población,. kurda. No creemos que usted sea capaz de aprobar algo así, y además usted podría haber estado en ESA minoría.
         -Ya lo sabe, fuimos a Afganistán en busca del que atentó contra nuestras torres gemelas. Imagínese, usted llega tranquilamente a trabajar por la mañana a su centro corporativo y de repente entra -sin siquiera anunciarse con la secretaria- un avión enloquecido !en SU despacho!. ¿Lo recibiría o incluso le invitaría un café?¿No verdad?
          -En Ucrania ayudamos a los jóvenes siempre rebeldes a deshacerse de un presidente corrupto y oligarca. Usted alguna vez fue joven y rebelde, pero no para que cualquier político le robe lo que a USTED le pertenece. ¿Verdad que todavía se siente bullir  la indignación juvenil en alguna parte de su ser?¿Usted está indignado, no?
          No hemos hecho más que defenderlo, querido individuo propietario, defenderlo incluso de sus miedos más oscuros, quitarle amenazas de encima y obrar por el bien suyo y el de la Humanidad, dejándola sin toda esa escoria enumerada (y hay muchos más). Lo menos que usted puede reconocer es que con nosotros usted obtiene más de una ganancia o un "plus" -la seguridad de que ninguna de sus propiedades será atacada nunca por ESOS tiranos-, y encima, en la mente y en el corazón, usted puede hacerse de lo más parecido a un sentimiento de comunión con todo y con tod@s. Usted practica el bien, nunca lo olvide.
      II. Ya lo sabemos: en el socialismo hay escasez. ¿Usted quiere hacer horas de fila de espera por un rollo de papel higiénico o por un par de huevos para su esposa?
           -¿Ya vió los videos sobre Norcorea que tuitean nuestros más sabios intelectuales y el peinado de Kim Jong-un? Todas las personas son igualitas y uniformizadas.
      Pasemos: usted lo sabe, el ideal comunista costó el sacrificio de millones de seres humanos, decenas de millones o tal vez centenares de millones. Usted no querrá que a medianoche se lo lleve la policía secreta, y además, delante de su esposa, sus hijos y el perro o el gato. Sí, usted ya lo notó: ese sistema fue costosísimo e ineficaz.
      Dejemos de lado el problema de saber si en su individualismo propietario usted esta meado de miedo, cegado de mezquindad, pasado de hueva,  todo junto o qué. Simplemente, nadie en su sano juicio rechaza una oferta de ganancia y además la paz espiritual, ESA satisfacción de haber hecho el bien, Solo un loco cambiaría esto por escasez, muertos por millones , sacrificios interminables, riesgos constantes, en suma, por algo cos-to-sí-si-mo. Esa voz que usted lleva dentro le ha pedido, a veces como un grito desesperado (o una canción desesperada, si le place), a veces como el susurro de su esposa (y como veinte poemas de amor), que se incline por el bien, y que no se sacrifique en vano. Los suyos lo esperan. Deles amor. Algo le ha dicho que, además,el amor no requiere ni argumentos, ni razones, ni información: es correcto, el amor es, o no es, puro y desinteresado, porque lo que cuenta en esta vida es la paz del espíritu. Si de paso hay un negocito, alguna ganancia sin mayor costo: ¿qué mejor? Usted se lo ganó, se lo merece por ser gente de bien.  Está usted en lo cierto: a la Humanidad le ha llegado la hora, la hora del Bien.