Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 24 de enero de 2016

PUTIN, EL ARREPENTIDO

En una entrevista en diciembre pasado con otro de esos depredadores de la telecracia rusa, Vladimir Soloviov (quien pasa buena parte de su tiempo escupiéndole a la cara al "ruso incivilizado"), el mandatario Vladimir Putin salió con la "puntada" de que Occidente "teme la recreación de la Unión Soviética, pese a que nadie la planea". Putin llegó incluso a sugerir que Occidente metió las manos en Ucrania "por temor a la resurrección de la Unión Soviética". Primer asunto: Putin consoló a los occidentales garantizándoles que el ruso no planea nada que tenga que ver con el pasado soviético, tal vez porque ya terminó de "arrepentirse de su pasado totalitario" (que es entre otras cosas para lo que sirve la telecracia rusa). Por cierto: aunque alguien lo quisiera ("resucitar a la Unión Soviética"), no podría. El problema no es de planearlo o no (la única que ha fingido explícitamente creerse este asunto es "la Hillary").
      Queda por saber: ¿si no es por temor a la "resurrección de la Unión Soviética", por qué Occidente actúa como actúa? Sencillo, por temor a la competencia, cualquiera. Desde poco antes de la caída de la Unión Soviética, sectores "duros" -ahora relativamente aislados- de Moscú estuvieron compitiendo con Estados Unidos de la siguiente manera: aprovechando el alto precio de los energéticos, para crear una red de gasoductos hacia Europa (South Stream, Blue Stream, Nord Stream) de tal modo que Europa Occidental dependiera en mayor medida de Rusia, en menor medida de Estados Unidos e ir fortaleciendo un corredor "euroasiático" sin Washington. En ningún lugar del mundo puede suceder que un imperio diga: "está bien, nosotros ya nos íbamos". Simplemente Estados Unidos, cuyo lema es "los rusos afuera, los europeos abajo" torpedeó (y lo logró) los gasoductos balcánico y turco (los ramales de Turquía a Europa) y hundió gran parte de los planes de Moscú. El control de Ucrania fue establecido en parte para bloquear el flujo energético de Rusia a Europa.
      Rusia se metió a competir en el capitalismo y parece creer que las reglas de éste son fair play, puesto que justamente pericos como Soliviov no paran de decir que Occidente es "la civilización". ¿Esperaba Putin que Estados Unidos le dijera "señor, aquí le dejo a usted su mercado y cualquier otro que le apatezca"? Mejor se hubiera Putin ido a leer, de Lenin, El imperialismo, fase superior del capitalismo, pero el mandatario está más ansioso por mostrar ante la telecracia moscovita -sometiéndosele- que él tampoco tuvo nunca nada que ver con el "pasado totalitario" -no planea resucitar a la Unión Soviética, como si pudiese- que en entender en qué clase de mundo está parado ideológica y económicamente hablando.