Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 21 de marzo de 2016

COLOMBIA SE VA DE CARNAVAL

A estas alturas, pareciera que pocos países y pocos mandatarios saben bien y a bien qué hacen. Estados Unidos sabe, puesto que alterna "la zanahoria y el garrote" mientras la mayoría no sabe qué está tragando: si zanahoria o garrote, aunque en principio debería existir cierta diferencia perceptible en las papilas gustativas y otros órganos corporales, como el estómago, por ejemplo.
     Algunos colombianos se ofendieron por el hecho de que, en visita a Cuba, el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, aprovechara para entrevistarse entre otros negociadores con miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), catalogadas por Washington como "grupo terrorista". A raíz de esta entrevista de Kerry-la-zanahoria con los terroristas, Alvaro "el garrote" Uribe, ex mandatario colombiano con credenciales no muy amistosas, tuiteó: "muchos colombianos nos sentimos ofendidos por la reunión del gobierno de USA con las FARC, el mayor cartel de cocaina del mundo (sic) y grupo terrorista". Otro ex presidente colombiano, Andrés Pastrana, también se indignó (¿es que vamos a vivir en un mundo de indignados?): "Insólito que John Kerry cohoneste en Cuba la desarticulación de las instituciones democráticas en Colombia".
      Ningún periódico recogió en realidad las cosas así. Según "agencias" que muchos periódicos ya ni se molestan en citar Kerry se reunió en La Habana con los negociadores "con el fin de verificar el avance del proceso de paz" colombiano. Ve-ri-fi-car, así sea saltándose una ley que cataloga a las FARC como terroristas. Hecho ésto, para más señas en "El Laguito", zona residencial pero tambien de conspiración revolucionaria, estadounidenses y colombianos se invitaron a ver con los cubanos el juego de beisbol entre el equipo nacional de Cuba y los Tampa Bay Rays. Según el periódico español de mayor venta en el mundo,, Kerry fue a "tomar el pulso del proceso de paz y a ver en qué se encuentran las negociaciones". Puede que entretanto la delegación colombiana de las FARC, mientras Uribe y Pastrana se tragaban una zanahoria como si les hubieran dado un garrote, trataran de digerir el garrote como si fuera una zanahoria. El resultado no trascendió.