Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

sábado, 5 de marzo de 2016

OCCIDENTE: AMENAZA CONTRA RUSIA

Muchos militares occidentales han pasado a una fase en la cual designan sin problemas como enemigo a Rusia.
    El comandante supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa, el general Philip Breedlove, declaró recientemente durante las audiencias en el Comité de las Fuerzas Armadas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos: "Estamos dispuestos, en caso necesario, a combatir y vencer a Rusia". No queda claro hasta dónde quieren ir algunos belicistas con tal de vender una carrera armamentista, ni cuál es la capacidad de los políticos para comprarse el argumento. Breedlove prosiguió luego delante de la prensa en el Pentágono: "Rusia es un enemigo y representa un peligro a largo plazo para Estados Unidos", por lo que "hay que prepararse para un conflicto en caso de necesidad".
     Breedlove considera que Estados Unidos deberá fortalecerse para "penetrar las defensas de Rusia" y "reforzar rápidamente las tropas que marcharán hacia el Este" (!), dado que Rusia ha creado un sistema defensivo A2-AD (antiacceso y de negación de área) "muy denso", en Kaliningrado, el Mar Negro y el oeste de Siria, según el mismo Breedlove (debe llamar la atención la inclusión de Siria).
     El general Joseph Dunford, presidente del Comité Conjunto de Jefes de Estados Mayores de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, ha declarado que los entrenamientos militares de Washington en Europa "tienen como objetivo demostrar a Rusia la fuerza de la Alianza", "de todos sus 28 miembros".
     El año pasado, Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, advirtió que los ejercicios militares de la organización en el Este europeo eran "un aviso para cualquier enemigo, Rusia incluida".
     El voyeur occidental se creerá seguramente cualquier pretexto, puesto que en el pasado los había como el de la "agresión contra los alemanes de los Sudetes", de tal forma que es posible la coartada de una supuesta "agresión rusa" en Ucrania o en cualquier otro lugar. La prueba está en que cualquiera puede poco menos que declarar una forma de guerra -porque aquí sí estamos hablando de asuntos militares- contra Rusia y ni quien se inmute, tal vez porque la paz es solo para "vencedores" y muchos creen que está al final lo que está al principio (que está terminando lo que está comenzando)