Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

viernes, 22 de julio de 2016

TERRORISMO: ¿EXISTE EL PERIODISMO INVESTIGATIVO?

Hay poco periodismo investigativo hoy en el mundo y abunda, en cambio, el opinólogo (algunos lo llaman chismólogo) que pareciera no tener mayor referente en la realidad. Así, por ejemplo, no faltan quienes se pongan a discurrir sobre terrorismo asociándolo con "fanatismo religioso", "islam", revanchas de civilizaciones ("choque de civilizaciones") y contra extremas derechas de "nacionalismos exacerbados", etcétera.
         El reciente atentado en la ciudad francesa de Niza fue cometido por alguien, Mohamed Lahouiej Bouhlel, que parece haber sido algo más que un "solitario" y "silencioso" vecino: nadie lo vió nunca en ninguna mezquita, pero estaba metido en asuntos de drogas y prostitución, lo que se conoce como "bajos fondos". Un perfil parecido tenía Hasna Ait Boulahcen, prima de Abdelhamid Abaaoud, involucrado en los atentados de noviembre pasado en Paris: la prima cómplice se drogaba, tomaba alcohol y no abría nunca un Corán.
        Las cosas se complican cuando la prensa británica (The Times) revela que el "hombre del sombrero" (fotografiado así), terrorista en los atentados de Bruselas, capital belga, Mohamed Abrini, era informante de los servicios de seguridad británicos (Abrini fue finalmente detenido en Bélgica). O más: los hermanos Cherif y Said Kouachi, que atentaron contra el semanario Charlie Hebdó, habían sido reclutados por los servicios de seguridad franceses, según el diario estadounidense McClatchy. Mismo asunto, por cierto, en los atentados del 11 M (marzo de 2004) en Madrid, capital española: varios acusados eran confidentes de la policía (Bruno Cardeñosa, 11-M, las claves de una conspiración). No hay prueba de algo así en Bouhlel o Boulahcen. Lo que sí es conocido es que, para bien y para mal, las policías de medio mundo suelen tener "contactos" en los bajos fondos. Queda que las pistas no conducen al fanatismo religioso islámico, aunque éste reivindique lo que sea.
       Tampoco hay seguimiento de asuntos clave: no lo hubo sobre los supuestos ataques de la aviación francesa contra el Estado Islámico luego de los atentados en París (solo se supo de un bombardeo en la ciudad siria de Raqqa que dió en blancos como un museo y un hospital); luego de lo de Niza, una supuesta venganza ejecutada por la fuerza aérea gala "pegó" en el pueblo de Tujan al Kubra (cerca de la frontera con Turquía), matando a 120 civiles. sobre todo niños, mujeres y ancianos. La cifra de muertos es superior a la del atentado en Niza.