Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 26 de septiembre de 2016

HUEVITO CON JAMON

Así, se pregunta una de las mujeres a las que se refiere Ricardo Garibay (Como se pasa la vida): "¿qué gano si me largo?¿dónde encuentro algo diferente?¿qué sé hacer cómo para vivir sola?". Antes los hombres se largaban, aunque fuera porque renunciaban a su responsabilidad e iban a reproducir su machismo en otra parte (con una mujer, con un hombre...). Ahora también se quedan, al menos los de clase media.
     Y a partir de aquí empieza la búsqueda de la indulgencia. "Mira, dice una, mi marido es la trascendencia constante de lo trivial". Para magnificar, se vale la teatralización, el histrionismo, el "relajo" que todo lo rebaja, salvo a quien lo rebaja todo, impidiendo que lo rebajen a él, o que lo vean en una pequeñez que no es la del mortal (todo el mundo lo es), sino la de la mezquindad.
      Los vástagos no están mejor, a juzgar por ciertas interpretaciones de De perfil, de José Agustín. "Como los personajes de El discreto encanto de la burguesía, que sólo piensan en comer sin conseguirlo, escribía hace poco en un periódico mexicano Juan Villoro, los clasemedieros de Agustín habitan un vacío. La apatía es su condena, Extrañamente también es su anhelo. Al ingresar a la preparatoria,, el protagonista pertenecerá a un grupo estudiantil que se propone una huelga para tener más vacaciones. Pocos narradores han calado tan hondo en la 'aspiración a la hueva' que define nuestro ambiente". O al menos el de una buena parte de la clase media.
       En alerta ante cualquier atisbo de "acontecimiento" que obligue a definirse en algo, lo primero es despreciar: no vale la pena. Y si despunta que lo vale, con la envidia hay que destruirlo, valiéndose de todas las artimañas.