Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

sábado, 27 de febrero de 2016

RUSIA: ¿SE HUNDIRA EN EL NORTE?

Después de echarle por tierra distintos proyectos de suministro de hidrocarburos a Europa Occidental por el sur del continente (Blue Stream/Turkish Stream, South Stream), Estados Unidos y sus aliados parecen dispuestos a torpedearle a la Federación Rusa el Nord Stream 2, proyecto de entre de gas al centro de Europa (Alemania) vía el Báltico. Letonia, Estonia y Lituania ya han dicho que se oponen al proyecto, en el que debieran participar la empresa gigante rusa Gazprom, las alemanas BASF y E.ON, y la francesa ENGIE (además de OMV y Shell).
    Otro de los grandes oponentes -con tal de asegurarse del monopolio del tránsito- es Ucrania, Kíev incluso demandó el proyecto ante la Comisión Europea. El argumento es que se trata de un "proyecto político" y no económico, lo cual no es del todo falso. Contra el anhelo estadounidense de mantener a Europa en la órbita energética de Washington (directamente o vía Oriente Medio), Rusia ha tratado de hacer entrar a los europeos en la dependencia respecto de Moscú, lo que muchos gobiernos derechistas de Europa rechazan.
     Si el Nord Stream 2 llegara a fracasar, el proyecto pseudoimperial ruso, que en otros tiempos tenía otra finalidad (un "hogar común europeo" libre de conflictos militares), difícilmente podría ser el gran puente entre una Europa sin tutela estadounidense y Asia, aunque, al mismo tiempo, Moscú tendría que dejar de estar en las jugadas interimperialistas y se vería obligado a volver a darle otro sentido a la búsqueda de la paz, sin astucias y sí con pleno derecho a la legítima defensa en caso de agresión occidental. Rusia difícilmente puede ganar en el mismo terreno que Estados Unidos. Por lo pronto, el control occidental del Este europeo, Ucrania incluida, le ha redituado a Occidente..