Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 29 de junio de 2016

GRECIA: LA IZQUIERDA QUE ES DE DERECHA (¿O PEOR?)

Yanis Varoufakis, miembro de la izquierda radical griega Syriza y alguna vez Ministro de Finanzas, sabe muy bien que los eurotecnócratas son como una pared y que, por cierto, el modelo de Estado a destruir -según el propio Varoufakis- es el francés. No importa: Varoufakis estuvo en contra del Brexit anunciando el "peligro fascista".
      Mientras tanto, el Oportunista-en-jefe griego,como lo llamó el analista William Engdahl, el primer ministro Alexis Tsipras, hizo lo siguiente. Rusia había estado tratando de suministrar gas a Europa por el sur, vía los Balcanes y vía Turquía. Las presiones de Occidente, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) incluida, sobre Bulgaria y Turquía llevaron al abandono de los proyectos rusos. De todos modos, Europa Occidental necesita el gas, así que ideó llevarlo desde los campos de Azerbaidján hasta Italia: ¿pasando por dónde, a partir del campo azerí de Bakú, Shan Deniz II, operado por British Petroleum? por Georgia, Turquía, Grecia y Albania. Tsipras, mientras la economía griega se contrae en un 27 % y se hunde, fue a dar el "sí" por razones puramente políticas, porque no hay ninguna racionalidad económica "de mercado" en rechazar el proyecto ruso y aceptar el occidental. El proyecto ruso debía costar 15,5 mil millones de euros (South Stream, vía Bulgaria, Hungría, Serbia y Eslovenia), un tercio del corredor que acaba de aprobar Tsipras (45 mil millones de dólares). Tsipras, quien participó en el equivalente de una licitación chueca, recibió una calurosa felicitación de John Kerry, secretario de Estado estadounidense. Tsipras también consiguió nuevos tramos de crédito para Grecia, por parte de Alemania y otros gobiernos de la Unión Europea: serán utilizados para el servicio de la deuda griega con el Banco Central Europeo y otros acreedores extranjeros, de tal modo que los habitantes griegos no verán ni un centavo. De todos modos, Washington empujó a los europeos a dar este préstamo para que a Grecia no se le ocurriera acercarse a Rusia. Varoufakis, griego-australiano, está por su parte dedicado a ser economista residente de Valve Software, una corporación estadounidense de videojuegos. Por cierto: British Petroleum dice que la producción de gas azerí estará estancada, por lo que el ex comunista, ex ecologista y ex socialdemócrata Tsipras simplemente se prestó a una maniobra contra Rusia, pisoteando al pasar el memorando de febrero de 2016 por el cual debía hacerse un tramo de gasoducto entre Grecia e Italia con Gazprom (gigante ruso del gas), Edison (Italia) y la corporación griega de gas público DEPA (proyecto Poseidón). Syriza es una maravilla.