Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 26 de junio de 2016

MEXICO: LA EVALUACION DE BELTRONES SOBRE LAS RECIENTES ELECCIONES

Ahora ex líder del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones tuvo razón al considerar hace poco que el problema en México no es de "numeralia electoral", digamos que de politiquería para "ocupar lugares", sino de proyecto de nación. Pese a los gravísimos efectos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte  (TLCAN) sobre la economía y la sociedad mexicanas, el PRI sigue siendo el único partido con una verdadera implantación nacional, mientras que los errores de percepción de partidos opositores pueden llevarlos a contribuir al "caos controlado" que quiere Estados Unidos. Donde perdió, al PRI no le sucedió por mucha distancia ante los ganadores (en 3 estados, a una distancia de no más de cuatro puntos porcentuales). La historia de la oposición es otra.
      -el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), de izquierda, aunque ha avanzado sobre todo en la capital del país, ocupó el cuarto lugar en cinco entidades y el quinto en dos. Morena podrá tener incluso provocadores al servicio de Estados Unidos que instigan a una "revolución de colores", pero no es un partido con implantación nacional.
       -Tiene razón Beltrones al decir que una parte de la izquierda escogió extrañas alianzas, como lo hizo el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el partido Acción Nacional (PAN), de derecha. El PRD ocupó el cuarto lugar en 3 entidades, el quinto en una y el sexto en 2, también sin implantación nacional.
       -el PAN, al que Beltrones atribuye rasgos fascistas (es cierto que Ricardo Anaya, su líder, no deja de parecerse por la expresión al jerarca nazi Reinhard Heydrich), y que ciertamente los tiene, fue tercero en dos entidades, en una cuarto y en una, quinto. En doce años de gobierno, el PAN fue igual o peor de entreguista que el seductor de la patria.
       -No parece haber existido exactamente un "voto de castigo" para el PRI, al menos no nacional: donde la participación ciudadana fue más alta (Oaxaca, Hidalgo, Zacatecas), ganó el PRI. Por cierto, la izquierda ganó en la capital, donde el abstencionismo fue altísimo.
       ¿Pagó el PRI por una mala actuación del gobierno mexicano? Es posible, y también por la orientación "tecnocrática/gestora" de una parte del oficialismo, que en vez de gobernar, simplemente "opera". El hecho de que una revista dominical alarmista mexicana haya subrayado que el PRI carece de ideología no es falso. Beltrones llamó a mejorar en el PRI la educación política y la formación de cuadros. Lo que es indudable es que el asunto no es de "numeralia electoral" y que "sacar al PRI" nada más por sacarlo afectaría una aún existente cohesión nacional.