Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 19 de junio de 2016

Y MIENTRAS TANTO EN EUROPA DEL ESTE....

El gobierno ucraniano de Petró Poroshenko ha decidido crear el equivalente del orwelliano "Ministerio de la Verdad": el acceso a los archivos del periodo soviético estará "restringido" y cientos de calles y plazas en territorio ucraniano deberán cambiar de nombre.
     Hungría decidió hacer un  monumento a las víctimas judías del Holocausto en Budapest, capital húngara, pero los judíos se negaron a participar, rechazando incluso un millón de euros del Estado. Resulta que el monumento muestra a un águila alemana cayendo sobre el arcángel Gabriel, símbolo de Hungría. Es una falsificación, puesto que Hungría colaboró con los nazis en la deportación de judíos (ahí está, entre otros, el caso de George Soros). Randolph Braham, historiador estadounidense, tachó este "monumento" de "intento cobarde" y parte de una "campaña de limpieza de la Historia" que está en marcha en Europa del Este.
     Polonia, por su parte, pena la afirmación de la colaboración polaca en el Holocausto, pero tuvo lugar en Sobibor y Auschwitz. En Polonia como en Ucrania, estos "Ministerios de la Verdad" se llaman "Institutos de la Memoria Nacional" y, sobre el de Ucrania, el historiador estadounidense Jeffrey Burds, ha dicho que es un "monumento", sí, pero "a la limpieza y a la falsificación".