Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 25 de octubre de 2016

CHINA: EL OBOR

Se habla mucho de un "gran siglo euroasiático" que estaría encabezado por China gracias a las llamadas "rutas de la seda", integradas en el proyecto OBOR (One Belt One Road, un cinturón un camino). Cabe precisar que es un proyecto chino que hizo oídos sordos a la iniciativa rusa de sumar la Unión Económica Euroasiática con la Organización de Cooperación de Shanghai y los países de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, también ANSEA). China no está haciendo equipo con Rusia.
     Las rutas marítimas del OBOR son bloqueables en el estrecho de Malacca. Buscarían unir a China con Bangladesh-India-Myanmar, Indochina y parte de Africa (desde Sudán hasta Kenia, con punto de apoyo en Zanzíbar). Las rutas por Asia Central son bloqueables desde Afganistán y en Oriente Medio (China-Paquistán, China-Asia Central-Irán). No es de descartar que Estados Unidos esté ideando una "toma de control" indirecta sobre esas rutas, o al menos "compartirlas". No tienen nada que ver con la propuesta que hace algún tiempo hiciera el mandatario ruso Vladimir Putin.
      En el proyecto OBOR, hasta ahora no puede saberse si es parte de un desarrollo endógeno chino o de la "promiscuidad total en comercio exterior". De las distintas rutas planeadas, solo una pasa por Rusia (y por cierto que puede ser bloqueada en Europa Oriental). El proyecto OBOR le permitirá a China diversificar sus rutas de comercio exterior, pero también intensificará la competencia por la influencia en algunas regiones de Eurasia, en particular Asia Central, la ex soviética (que con pocas excepciones no está integrada en la Unión Económica Euroasiática, a la que pertenecen Kazajstán y Kirguistán, pero no Tadzhiquistán, Uzbequistán ni Turkmenistán). Salvo por el paso por Kazajstán en una ruta, China ha excluido la alianza con la Unión Económica Euroasiática.