Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 23 de octubre de 2016

SOBRE EL ORO EN CHINA Y RUSIA

Como lo comentaba a principios de año el periódico alemán Die Welt, un país que aumenta sus reservas de oro "reduce la dominancia (sic) de las divisas occidentales" Los países del mundo con mayores reservas de oro son Estados Unidos, Alemania, Italia y Francia, pero hay sorpresas. China ha sido en los últimos tiempos el país que más oro compra y tiene las quintas reservas del mundo. "Según parece, comentaba también Die Welt, China espera librarse de la dominancia de las divisas de reserva de Occidente".
      El país en el sexto lugar es Rusia, cuyas reservas de oro han aumentado casi 4 veces desde 2005 (Rusia y China son los mayores productores de oro del mundo, luego de que Rusia haya destronado a Sudáfrica). Según Die Welt, "(...) el gobierno ruso quiere evitar la dependencia en el futuro al usar el oro en barras para garantizar la seguridad y la economía del país". Un país con una moneda respaldada en oro (y no en dólares o en euros) no depende para su política económica del Banco Central de otro país.
      Rusia ha comenzado también a tener reservas en yuanes (el yuan es la moneda china). Rusia y China han empezado a desarrollar su propias sistema de transferencias en lugar del SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication), que opera en 215 países y territorios; el acuerdo sino-ruso es el CIPS (China International Payment System).
       El dato importante es el dado hace algún tiempo por el asesor del Kremlin, Serguei Glaziev: incluso más que el yuan, nótese bien, el rublo es la moneda más respaldada por el oro en el mundo, ya que los rublos en circulación están cubiertos por un monto del doble en oro en el Tesoro ruso. Rusia almacena tantas onzas de oro como fondos negociados en la Bolsa. El Banco Central de Rusia compra cada onza de oro extraída de las minas rusas a un precio atractivo en rublos, para inflar los haberes del Estado, lo que evita a la larga incluso tener que comprar oro con dólares en el mercado internacional.