Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 23 de octubre de 2016

SOBRE LAS RESERVAS EN CHINA

A pesar de tener el quinto lugar en reservas de oro en el mundo, China no tiene una moneda tan fuertemente respaldada por el metal amarillo como Rusia. El yuan ahora está en la canasta de divisas del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el dólar, el euro, el yen y la libra esterlina, y China quiere contar con los derechos especiales de giro del organismo. En general, la política que ha seguido China es hacia una diversificación moderada de sus reservas, las más grandes del mundo (pero en un 60 % en activos en dólares).
       Pese a la diversificación en algunas reservas, el dólar sigue siendo la moneda del 64 % de las reservas de los bancos centrales en el mundo. Estados Unidos tiene una deuda astronómica y, en notorio contraste con Rusia, China es el mayor tenedor de deuda estadounidense en el mundo, con Japón en segundo lugar, lo cual hace distinta la situación de China y Rusia, y también de la Unión Europea y la región Asia-Pacífico. A pesar de que Rusia y China han estado disminuyendo sus bonos del Tesoro de Estados Unidos, Washington considera que china no tiene otra alternativa, por ahora, que la de seguir manteniendo la deuda gubernamental estadounidense y bonos como los de Fannie Mae o Freddie Mac.
       China ha estado más interesada en promover el oro de dos maneras: en primer lugar, creando el Fondo Oro para la Ruta de la Seda (fondo de inversión para la minería de oro), y promoviendo el uso del oro en Asia Central, para no depender del dólar; y en segundo lugar, explotando yacimientos de oro en la Federación Rusa. Aquel Fondo Oro está patrocinado por Shanghai Gold Exchange y Shandong Gold Group (incluyendo Shaanxi Gold Group), y la minería debería ser impulsada a lo largo de las rutas de ferrocarril de la Ruta de la Seda Euroasiática y en regiones rusas como la del distrito de Magadan Kolyma. Con todo, una cosa es que China tenga una dependencia diversificada respecto del exterior, y otra cosa es que tenga una independencia ("desconexión") que no tiene, a diferencia de una Rusia con mayores posibilidades y una dependencia mucho menor de la economía estadounidense. En los últimos tiempos, como sea, ambos países, China y Rusia, han venido disminuyendo sus tenencias de bonos estadounidenses.