Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 9 de diciembre de 2015

NICARAGUA: EL CANAL Y LA ESPECULACION

El gobierno nicaraguense de Daniel Ortega (el marido de Rosario Murillo) puso todas sus esperanzas en el proyecto de construcción de un Canal. Ya se sabe que, en total, la obra se ha aplazado por dos años, supuestamente por motivos "medioambientales".
     Wang Jing, magnate de las telecomunicaciones chino y "padre" del proyecto de este Canal, estaba hace poco en la lista de las 200 personas más ricas del mundo y había empeñado "dinero personal" (500 millones de dólares) en la vía nicaraguense, además de la inversión propuesta por la empresa HKND, que el magnate dirige. Sin embargo, a raíz de problemas con especulación bursátil en China, Wang Jing, según se anunció hace pocas semanas, perdió el 84 % de su fortuna, pasando de tener 10 mil 200 millones de dólares a mil 100 millones de dólares. Wang Jing fue el empresario del mundo -de entre los más ricos- al que peor le fue en 2015.
      Un asunto de especulación bursátil se llevó a finales del siglo XIX el proyecto francés de Ferdinando de Lesseps en Panamá -el Canal fue finalmente construido por Estados Unidos- y otro asunto especulativo liquidó un proyecto algo similar en Honduras, en esa misma época. Por lo pronto, la compañía HKND ha expresado que el proyecto de la vía interoceánica sigue en pie, aunque aplazado. Por su parte, no pocos panameños dudan de la viabilidad del canal nicaraguense: el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá a principios del año en curso, Jorge Luis Quijano, señaló que ninguna empresa estatal china tendría en realidad interés en financiar el proyecto, que parece haber sido una ocurrencia privada de Wang Jing. Hasta aquí, hay algo extraño: Estados Unidos ha "dejado hacer" un proyecto que no sería de su conveniencia. No es que al Canal de Panamá le vaya a ir mejor en lo inmediato: apostó a un boom del gas de esquisto que está en veremos. Cuando impera la especulación, las inversiones productivas son inestables y no faltan las estafas. En los tiempos actuales, y a reserva de lo que suceda con el proyecto nicaraguense, la especulación financiera tiene la primacía sobre los intereses productivos, si es que Daniel Ortega (es el marido de Rosario Murillo) puede ser alertado sobre asuntos que van más allá de la literatura, los ataques a Ernesto Cardenal (algo que no gustó ni en Cuba) y los shows mediáticos y de masas.