Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 3 de agosto de 2016

SERBIA ADORA A SUS VERDUGOS

Serbia ha hecho todo lo que está en sus manos para traicionar su pasado y sus raíces históricas, acercándose a la Uión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).
     El ex primer ministro Anthony Blair, el mismo que aprobó los bombardeos de 1999 contra Yugoslavia, se convirtió en 2015 en asesor del primer ministro serbio Alexander Vucic, en un trato hecho, para colmo, en los Emiratos Arabes Unidos.
     Entretanto, el presidente serbio, Tomislav Nikolic, le otorgó a principios de este año inmunidad diplomática a representantes de la OTAN y soporte logístico en suelo serbio. Esta medida viola la resolución parlamentaria serbia de 2007 sobre la neutralidad del país. Al mismo tiempo que la OTAN puede transportar bienes y servicios por territorio del país balcánico, es éste el que asume los costos. Desde que Slobodan Milosevic fue sacado del país, algunos líderes serbios, como el monarquista chetnik Vuk Draskovic (opositor desde 1990 y fundador del Movimiento de Renovación Serbio), le han dado facilidades a la OTAN para acceder a aeropuertos, caminos y vías férreas, en acuerdos secretos firmados entre 2005 y 2006. Draskovic, como Ministro de Asuntos Exteriores, firmó tres acuerdos con Estados Unidos (2006) sobre el tema descrito. El mismo Draskovic no tiene un historial muy limpio en materia de "limpieza étnica" durante la guerra que condujo a la desintegración de Yugoslavia. La OTAN bombardeó territorio serbio en 1999.