Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Consortium News-Globares

martes, 16 de agosto de 2016

UCRANIA: ¿SEGUIRAN LAS PROVOCACIONES?

Ucrania no ha renunciado a provocar a Rusia. No porque Rusia esté en Ucrania, por cierto. Batallones ucranianos han realizado en el pasado ataques, nótese bien, contra guardias fronterizos rusos. A principios de agosto es lo que sucedió en Crimea, donde los ucranianos estaban preparando atentados. Por lo menos un guardia fronterizo ruso falleció. Todo indica que una escalada de provocaciones quería forzar a Rusia a intervenir más allá de Crimea, se sospecha que en la ciudad de Khersón.
      Joseph Biden, vicepresidente estadounidense, ya lo ha anunciado por escrito: "la presión se mantendrá, porque Moscú no cumple con sus obligaciones bajo los acuerdos de Minsk para poner fin al conflicto". El problema es que las provocaciones las arma Ucrania.
      Por lo pronto, todo indica que tanto en Siria como en Ucrania seguirán los intentos de inmiscuir a Rusia de tal modo que parezca el país agresor, aunque ante Kíev, capital ucraniana, el mandatario ruso, Vladimir Putin, amenazó con romper relaciones, lo que implicaría una catástrofe económica más para Ucrania.
      "Sembrar" un pretexto -armas químicas, armas de destrucción masiva inexistentes, "limpiezas étnicas", etcétera- para justificar una escalada no es en realidad una novedad, aunque sí la recurrencia. Es es el tipo de cosas que hacía, por ejemplo, en una época el régimen que se "autoincendió" el Reichstag para cazar comunistas (el episodio que volvió famoso al búlgaro Gueorgui Dimitrov) o que alegó que sus compatriotas eran brutalizados en los Sudetes. Afortunadamente, ya sabemos que !no pasarán! (aunque a estas horas dan no solo la impresión de haber pasado, sino de haberse burlado de cualquier control, uno fronterizo, por ejemplo).