Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 10 de abril de 2016

AMERICA LATINA: MANERAS DE SER DE IZQUIERDA

La derecha puede alegrarse de que hoy la izquierda esté en dificultades en América Latina y el Caribe, pero conviene recordar que "izquierda" no tiene prácticamente nada que ver con comunismo ni con socialismo, ni siquiera por el hecho de que en Cuba haya nominalmente un partido "comunista" y un sistema "socialista". Es muy frecuente que los llamados "intelectuales de izquierda" y las izquierdas mismas sean profundamente anticomunistas, nada distintas de la derecha en este punto, y cabe agregar que, salvo el mandatario ecuatoriano Rafael Correa en el discurso, nadie se acuerda ya en América Latina del "socialismo del siglo XXI", aunque en Bolivia el vicepresidente Alvaro García Linera ha puesto a discusión el "socialismo comunitario". Cabe agregar, por lo demás, que Cuba, con el Movimiento 26 de julio a la cabeza, se pasó décadas haciendo anticomunismo y que la cultura cubana está en manos de anticomunistas profesionales.
      Lo que parece haber en América Latina son dos maneras de apropiarse de los recursos del Estado para saquearlos sin hacer nada mayormente productivo-nacional, porque no lo hicieron ni Argentina ni Brasil, que tenían base productiva industrial y agrícola propia, ni Venezuela (que no la tenía). La derecha venezolana tiene mucho de lumpen, pero los bolivarianos de izquierda se han dedicado a robar con un muy genuino "espíritu" y asesoría socialdemócratas (¿no demostraron los socialdemócratas griegos, españoles, italianos y franceses ser campeones de ciertos manejos turbios del bien público?), a no tener idea ninguna y a callar la menor discrepancia, algo muy bien aprendido de los "maestros de martianos" que son los cubanos (callar en nombre de la unidad). Tal vez la situación en Argentina termine en disputa por ver quién es más capaz de meter negociantes intermediarios (burguesía compradore) rivales en aprietos. En Brasil, el Partido de los Trabajadores ha gobernado haciendo alianzas que han ampliado el abanico de opciones para robar: la mandataria Dilma Rousseff gobierna, ahora que se larga el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), con el Partido Progresista (PP), que tiene a 32 de los 51 políticos involucrados en el "caso Petrobrás". No hay ningún "Plan Cóndor II" ni "golpes de Estado", por más que ciertamente la derecha esté usando los medios de comunicación masiva y las redes sociales. Simplemente hay reflujo hacia una derecha de nuevos ricos con pretensiones oligárquicas y confusión entre nación y empresa, luego de  la imposibilidad de la izquierda de salir del mismo guión nuevo rico/aspirante a oligarca (aunque con clientela), aunque hay excepciones como las de Bolivia y Ecuador. Basta ver por cierto los sitios Web cubanos para notar la total desinformación sobre los procesos que no son incondicionales de la visita ritual a Fidel en ropa deportiva, como les sucede al proceso boliviano y al ecuatoriano, que han buscado un pensamiento propio. Algo similar -el desconocimiento total- ocurre con el arduo proceso salvadoreño o con casos que hubieran ameritado información: Chile con Michelle Bachelet, Costa Rica con Luis Guillermo Solís, Perú con Ollanta Humala y Uruguay, sin José Mujica por favor, salvo que sigamos en películas de Costa Gavras. "Antipopulistas" e "izquierdistas procubanos" han coincidido en los vítores al kirchnerismo y al lulismo, no está de más hacerlo notar, y ninguno estuvo exento de prácticas clientelistas.
      De "izquierda" eran los que se sentaban a la izquierda en la Asamblea revolucionaria francesa en 1789 (ya llovió), lo que no tiene que ver con la historia del comunismo ni de los comunistas. Aclaremos que no se trata de hacerle al perico repitiendo sin la menor cabeza política que "la mafia del poder" ésto, lo uno y lo otro. ¿Estado clientelista formalmente nacional o país-empresa totalmente extranjerizado? Si los ladrones pseudokeynesianos fracasan, desde Keiko Fujimori en Perú -el nombre de ballena no lo entendí, la figura sí- hasta Acción Nacional en México hay quienes no están lejos de lograr, en países-empresa sin Estado, la alianza del lumpen, el nuevo rico y el  financista para hundirnos en algo todavía mucho peor que esa felicidad de los intelectuales de izquierda y sus movimientos infantiles "libertarios" tan poco creativos como el modelo estadounidense que es el único referente que tienen en mente, aunque con aderezo juchiteco-zapoteco (#todossomosLilaDowns). Desde que hay promesa de abundancia dizque generalizada -tu derecho a la felicidad, bienestar para tu familia, etcétera, en resumen vende tus valores y cómprate la felicidad-, hasta la izquierda tiene el "síndrome del Arca de Noé", aunque se suba en este caso por "recomendación" y mediante feroces luchas de poder, y no por la habilidad para el negocio..