Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

domingo, 10 de abril de 2016

IZQUIERDA MEXICANA: MIL MASCARAS CONTRA EL SANTO AUTORITARIO

El "intelectual de izquierda" suele ser el que, como Palmira Jackson, se hace eco del rumor confundido con la "voz popular" y sale por ejemplo a gritar, casi envuelta en la bandera y a propósito de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que perdieron la vida: "!Regrésenlos!". Lo nuevo es que estos intelectuales coinciden con el capitalismo que algunos llaman "neoliberal" en tirar al Estado: mientras por la derecha lo privatizan o "achican", por el lado del infantilismo de izquierda, incluyendo a unos cuantos barbudos del rotativo mexicano de izquierda, se desprestigia a toda autoridad, con o sin fundamento. Prueba de ello es que no había terminado de empezar el sexenio actual en México que ya la "voz popular" -en realidad, "opinión masiva" y ni siquiera pública- ya había decidido golpear todos los días al mandatario y al jefe de gobierno capitalino, a quien ahora el infantilismo del Movimiento de Regeneración Nacional quiere, además de convertirle la capital en filme de María Novaro y disfrazarle a todas las féminas de tehuanas, sembrarle una constitución de campus universitario, por ejemplo afirmando que la Ciudad de México es "plurilinguista", sic (tal vez es cierto: se habla español, náhuátl, lépero antiguo y moderno y variantes del pelafustán, básicamente).
       "Pitufo" Rosales, abogado de los padres de familia de los 43, reconoció muy orondo que fue el grupo del crimen organizado guerrerense "Guerreros Unidos" el que desapareció a los estudiantes. Rosales lo reconoció delante de diversos medios y exigió, lo que es entendible, castigo para los delincuentes. Atención, estos criminales recibieron el apoyo de la policía de Iguala y Cocula, según Rosales: esto quiere decir que esta parte del aparato de gobierno, por lógica, no estaba obedeciendo a ningún Estado, sino al crimen organizado, pero no saldrá ningún intelectual de izquierda, como no lo hará Palmira Jackson, a vociferar: "!fue el crimen organizado!". "Pitufo" Rosales declaró lo dicho ante El Sol de México y en entrevista radiofónica (Grupo Fórmula). Una de dos: o los columnistas, Palmira y demás desmienten a Rosales y explican de paso de dónde salieron los restos de Joshivani Guerrero y Alexander Mora, o siguen diciendo que "fue el Estado" (cuando la policía municipal no estaba respondiendo al Estado, sino a órdenes de un grupo delictivo) y buscan hasta el final de sexenio, a modo de renta, la causa que justifique la firma e incluso las tutelas foráneas.