Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

jueves, 7 de abril de 2016

MEXICO-EU: OTRA VEZ LA CONFUSION

Hay quien lo llama "surfear" por la Web y es posible descubrir cosas un tanto graciosas. Los estadounidenses, por ejemplo, ven a "un nuevo Hitler" con bastante facilidad. "Saddam es el nuevo Hitler", les advirtió en 2002 a los europeos George W. Bush. ¿Pero sí era? CNN se lo preguntaba seriamente, el 5 de abril de 1999: "¿el nuevo Hitler?" (the new Hitler?), pero en referencia al entonces presidente yugoslavo Slobodan Milosevic. Hitlary Clinton, refiriéndose al problema ucraniano, dijo que las medidas del actual mandatario ruso, Vladimir Putin, eran en 2014 iguales a las de Hitler. Ya tenemos tres Hitleres. La intelectualidad de izquierda tiene costumbres similares, aunque no fue la única en comparar a George W.Bush con Hitler: también lo hizo en 2002 la ministra alemana de Justicia, Herta Daeubler-Gmelin, quien acto seguido renunció. Mientras las más recientes encuestas muestran que el 70 por ciento de los "gringos" detesta al candidato rápido y furioso, la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad advierte que es el representante del fascismo y no falta quien diga en esta misma Red que puede ser "un nuevo Hitler". Cabría preguntarse por el grado de inteligencia de políticos y columnistas -más los intelectuales de izquierda en su eterno "No pasarán"-: ¿están jugando a "tu las traes"? Ojalá, porque de lo contrario, llevaríamos ya cinco hitleres, unas relaciones internacionales tipo asilo de locos y cualquier muchachita, hasta la más naquita, podría decirle a su novio albañil, con fondo musical de Juan Gabriel: "!vamos dame un beso, Adolfito!""Bésame, a qué le tienes miedo, bésame, Adolfito!" -No me llamo Adolfo -Ay pero él es el que está jalando ahorita mi vida (para la amiga para la esposa para la madre llévese ese retrato del bigotito, se va a llevar por esta única vez un Hitler por cinco pesoooos, etcétera).
       Que el candidato diga que los mexicanos son violadores, no es para tanto, ni que las spring-breakers de Cancún le hicieran el feo al mesero que las "atiende como se debe" e incluso les da función de estreno. ¿Y que son narcotraficantes? Las airadas respuestas de conocidos personajes mexicanos, desde Jorgito el Independiente hasta Vicentico el del "Fox Trot", parecen el equivalente de ponerle el Chapo al gringo para aquél le espete: "¿muy salsa? !a ver, dímelo de frente!"
       Tú que me haces un muro, cabrón, y yo que te hago un túnel, con entrada en Tijuana y salida en San Diego. ¿Cómo la ves, guerito?
       El hecho es que se confundió política con escándalo y se tomó en serio al segundo, por lo que México decidió ir a meterse a su modo en elecciones que no le incumben (¿o México va a dejar de ser México según quien gobierne en el "gabacho"?), salvo que por los inmigrantes se haya colado la creencia siguiente, junto a la del cabildeo como forma de hacer política (muy a la estadounidense): los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales estadounidenses porque un puertorriqueño no es  un estadounidense "de tiempo completo", pero es algo así como uno "de medio tiempo" -como a su modo el inmigrante mexicano y según lo cree más de un mexicano residente en México-, que puede votar en las elecciones primarias de los partidos en contienda (por cierto, en las primarias los puertorriqueños votaron contra el candidato rápido y furioso). Tal pareciera que uno que otro mexicano se considerara con derecho a pronunciarse a favor o en contra de tal o cual candidato dentro de Estados Unidos. De todos modos, no es muy cívico: el candidato se pone a gritar y nosotros a defendernos muy a lo macho, que los gallos de Jalisco son los más jugados. A ver, guerito: aquí están el Guero Palma, Don Neto, Rafael Caro Quintero, el Mayo, el Azul. el Chapo, Osiel, la Tuta, los hermanos Arellano Félix, el Z-40, el Mochomo, el H y la palomilla de cada uno por si se te ocurre volver a ofendernos. Tu las traes, mi fuhrer.
      Yo optaría por la promoción turística del "pueblo mágico": invitaría a la Hitlary a San Blas, en Nayarit, a un fiestononón organizado por mi ídolo el Layín y amenizado por la Arrolladora Banda el Limón, cosa de que la demócrata se desquite del muy "Vil" Clinton. Y le imploraría al alcalde Layín, gran cultivador de mangos, que me invite al evento: es que todo lo mágico me encanta.