Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 20 de abril de 2016

EU-MEXICO: LAS LICENCIAS DE MRS. CLINTON

Killary Clinton tiene un instinto maternal seguro, protector, a diferencia de su esposo, William Clinton, quien más parece dueño de una cadena de cafeterías Starfucks.
      En respuesta a uno de los precandidatos a la presidencia estadounidense, Killary consideró que hay que evitar los planes "agresivos" de Rusia de "redibujar el mapa de Europa". De hecho, en 2010, según lo reveló The Guardian, la entonces secretaria de Estado, la mismísima Clinton, participó en planes bélicos -llevados a cabo a espaldas de la opinión pública y de cualquier rendición de cuentas, por pedido expreso de la funcionaria, quien enfatizó la necesidad de secrecía- para fortalecer a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en los países del Báltico, de un modo tal que este "fortalecimiento", parecido a preparativos de guerra (se trataba de movilizar nueve divisiones militares de varios países occidentales), incluso provocó protestas rusas. Nunca nadie ofreció en Occidente prueba alguna de que la Federación Rusa estuviera buscándose un pleito gratuito con 28 países en el Báltico.
     Recientemente, Killary mostró sus habilidades al declararse muy indignada -también parece que es aficionada a jugar con el "terror de la indignación"- por lo sucedido en México con los estudiantes de Ayotzinapa. "Es algo indignante, dijo la precandidata demócrata. Si yo estuviera en el gobierno mexicano, no estuviera descansando hasta descubrir lo que pasó". "El secuestro (de los estudiantes) fue una terrible violación a la ley (...) No puedo ni imaginarme la angustia que los padres y los familiares sienten". Ante Univisión, la dama ya se había declarado "preocupada por los derechos humanos en México". Así las cosas, Killary Clinton se situó del lado de la izquierda infantil sugiriendo que no se sabe lo que pasó e insinuando que el gobierno mexicano está "nomás descansando".sin "descubrir lo que pasó". Nadie se movió en México ni entre los mexicanos en Estados Unidos para decirle a Clinton algo así como "vieja metiche". Al contrario: pareciera que Mother Clinton hubiera ordenado rebozo absoluto.